Las dietas: ¿Cuál funciona mejor y dura más tiempo su efecto?

Todas las dietas conducen a resultados similares en cuanto a la pérdida de peso, siempre que se les dé un seguimiento escrupuloso; esto dice un equipo de investigadores que revisó unas 50 dietas.

Menos carbohidratos por aquí, menos grasa por allá, mayor consumo de proteínas… o no, alimentos para desterrar, alimentos para favorecer…: un equipo americano-canadiense examinó los efectos a largo plazo de unas cincuenta de las dietas más populares.
El seguimiento involucró a unas 7.000 personas de mediana edad. En general, después de seis meses, hubo una ligera diferencia según el método elegido, pero las diferencias fueron cero después de un año. En otras palabras, todos los enfoques son válidos siempre y cuando se respeten los principios de la dieta.

Dos parámetros que marcan la diferencia

Analizando los subgrupos, los investigadores muestran, sin embargo, que la pérdida de peso es (mucho) más pronunciada en dos casos: cuando la dieta se combinó con una actividad física regular, y cuando la persona se benefició del apoyo de sus parientes cercanos (familia, amigos, etc.).

Además, las dietas a largo plazo no son necesariamente las más eficaces: el factor crucial consiste en respetar una dieta equilibrada después del período de restricción, por lo tanto sin volver a los malos hábitos del pasado, con el fin de estabilizar el peso.
Por último, siempre es preferible hacer una dieta bajo supervisión profesional (dietista, médico…).

También te puede interesar leer: La dieta que desinflama el abdomen: los beneficios de la cocción al vapor