Fortalece tus piernas y abdominales corriendo

Esa noción equivoca que el entrenamiento para correr era solo para correr, eso ya es cosa del pasado. Por el contrario, las personas que practican este deporte, han entendido que, para evitar dolores de piernas, evitar lesiones de rodilla, por ejemplo, mejorar su rendimiento físico, es necesario y primordial incluir a la hora de correr, ejercicios de fuerza para las piernas y abdominales.

Ahora para aumentar la fuerza en las piernas y la tensión de los abdominales, no es obligatorio ir al gimnasio: incluso los ejercicios simples con carga natural o con pequeños equipos de fitness caseros, pueden funcionar más que bien.

Aaquí están los 4 mejores ejercicios para fortalecer las piernas y los abdominales

  • En cuclillas: La postura en cuclillas, es de los ejercicios más conocidos y fácil de realizar, pero es sumamente eficaz a la hora de fortalecer las piernas, se puede iniciar haciéndolo con carga natural o posteriormente con un chaleco con peso. Comience colocando los pies un poco más lejos de la anchura de los hombros y con la punta de los dedos de los pies ligeramente hacia afuera. Ahora mueva la pelvis hacia atrás y mantenga la espalda lo más recta posible (y mire hacia adelante) flexione las rodillas hasta que la pelvis esté a la altura de las rodillas. En este punto te detienes y vuelves a la posición inicial.
  • Las zancadas: Las zancadas básicamente es llevar un pie, mientras se mantienen el otro en su sitio. Esto ayudara a los músculos de los glúteos y de los glúteos, así como los músculos estabilizadores de los tobillos. lo importante es mantener siempre la espalda vertical con la mirada hacia adelante y no empujar la rodilla de la pierna entrenada (la que se lleva hacia adelante) más allá de la punta del mismo pie.
  • Plancha: También conocido como puente, este ejercicio es muy completo porque estimula y fortalece muchos músculos del cuerpo, especialmente los de la zona abdominal. La plancha se hace estirando las piernas, acostados y elevándolas a las puntas de los pies, a su vez se elevan los codos y antebrazos, formando un alinea recta, entre la cabeza, los hombros, la espalda, la pelvis, la rodilla y los tobillos. Lo importante es no balancear o arquear la espalda o la pelvis durante la ejecución, y mantener la posición correcta hasta que se agote (o el mayor tiempo posible).
  • Giro ruso: La torsión rusa es probablemente el mejor ejercicio para los abdominales oblicuos, especialmente si se alterna la ejecución de la parte superior con la de la parte inferior de los abdominales. Las torceduras rusas de la parte superior se realizan sentadas en el suelo, con las piernas flexionadas, los pies en el suelo y la espalda inclinada a unos 45°: en este punto se hace una torsión a la derecha acompañándola con los brazos y se vuelve a la posición inicial, continuando con una torsión a la izquierda.