Cómo nutrir adecuadamente tu organismo con una dieta vegetariana

dieta vegetariana
dieta vegetariana

Un régimen dietético basado en una alimentación vegetariana puede llegar a ser igual de efectivo que una alimentación convencional. La clave está en partir de una correcta planificación para que puedas suplir eficientemente tus necesidades nutricionales. Y aprovechar los beneficios de este tipo de dieta.

Por eso, te brindamos una serie de consejos para que consigas nutrir tu organismo de la forma idónea a través de una dieta vegetariana.

Claves para planificar una dieta vegetariana saludable

La alimentación vegetariana permite, entre otras cosas, disminuir el riesgo de padecer alteraciones cardíacas, diabetes e incluso, algunos tipos de cáncer. Así que repasemos las claves a considerar para su óptima planificación:

●       Evitar las restricciones

Cuanto más restrictivo sea tu plan alimenticio, más difícilmente podrás saciar los requerimientos de tu organismo. No descuides la calidad de tu nutrición, investiga qué bondades te pueden brindar los diferentes alimentos antes de apartarlos de tu dieta.

●       Incluir variedad de alimentos

Un solo alimento no puede brindarte las vitaminas y nutrientes que necesitas para suplir tus requerimientos diarios. Por eso, es importante variar un poco tu dieta integrando alimentos de diferentes grupos alimenticios. En este caso, lo más recomendable es que acudas a un profesional para conocer tus necesidades nutricionales.

●       Anexar fuentes de hierro y zinc

El hierro es un compuesto esencial para la salud de los glóbulos rojos. Las fuentes vegetales las consigues en verduras de color verde oscuro, cereales enriquecidos, alubias, lentejas, guisantes, frutos secos, y otros.

Mientras que el zinc es requerido para la formación de proteína y división celular. Lo consigues en productos de soja, germen de trigo, granos enteros, entre otros.

●       Dar relevancia a las proteínas

Las fuentes vegetales de proteínas las consigues en legumbres, granos enteros, lentejas y nueces. Igualmente, existen ciertas preparaciones con alto contenido proteico, como el tofu. Recuerda que las proteínas son esenciales para mantener saludables órganos, músculos y huesos.

●       Agregar alimentos altos en calcio y en vitamina B

El calcio es un buen aliado para el fortalecimiento de dientes y huesos, así que es un componente obligatorio. Puedes consumirlo a través de la leche y los variantes lácteos, así como por medio de verduras color verde oscuro y frutos secos como la almendra.

En relación a la vitamina B, es indispensable para la salud ósea y la consigues a través de los cereales integrales, aguacate, espárragos, entre otros.

●       Incorporar los ácidos grasos omega-3

Los ácidos omega-3 son indispensables para optimizar la salud cardiovascular. Entre las opciones vegetales, tienes el aceite de oliva o el de girasol, semillas de linaza molida, nueces, entre otros.

Infórmate con un profesional, adopta los cambios poco a poco y no te límites al consumo de otros alimentos igual de saludables.