Los alimentos prebióticos podrían frenar el crecimiento del cáncer

El crecimiento del cáncer podría ser frenado con alimentos prebióticos. Eso es lo que sugiere un estudio hecho sobre ratas, publicado en Cell Reports. Estos compuestos ayudan a aumentar la variedad de bacterias intestinales y se encuentran en alimentos como el ajo, el puerro y el plátano.

Alimentos prebióticos para curar el cáncer

Como se lee en el Daily Mail, los investigadores han estado alimentando con agua prebiótica a los ratones y estudiando la forma en que los roedores luchaban contra un melanoma. Las investigaciones han demostrado cómo los prebióticos que poblaban los intestinos fortalecían el sistema inmunológico. Al haber más células inmunes atacando el cáncer, se frenó el avance de la enfermedad.

El Dr. Ze’ev Ronai, autor principal del estudio, dijo: «Estudios anteriores han demostrado que los prebióticos limitan el crecimiento de los tumores, pero hasta ahora el mecanismo por el cual lo hacen no ha sido claro. Nuestro estudio muestra por primera vez que los prebióticos limitan el crecimiento del cáncer al mejorar la inmunidad antitumoral».

Los prebióticos son «alimento» para los probióticos en los intestinos. No son organismos vivos, pero ayudan a los probióticos a estimular el crecimiento de las diferentes poblaciones intestinales.

El coautor de la investigación, Scott Peterson, dijo: «Los prebióticos son una herramienta poderosa para reestructurar los microbiomas intestinales e identificar las bacterias que contribuyen a la inmunidad del cáncer. Los avances científicos que estamos haciendo aquí nos acercan a la idea de implementar los prebióticos en los tratamientos de vanguardia contra el cáncer.

Es mejor combinar los prebióticos con alimentos o suplementos probióticos para que ambos funcionen mejor en tu cuerpo. Las nueces contienen fibra y otros compuestos que promueven el crecimiento de bacterias intestinales saludables. Sin embargo, tenga cuidado de no excederse en las cantidades.

El chocolate negro también es una fuente de polifenoles, sustancias antioxidantes que ayudan a aumentar dos tipos de bacterias intestinales (lactobacilos y bifidobacterias), que permiten ir al baño con regularidad. Sí a las cebollas, una fuente natural de inulina prebiótica; ayudan al cuerpo a producir butirato, que protege el colon y también puede mejorar la salud del corazón al reducir el colesterol malo y los triglicéridos.

 

Fuente: Traducido de Ladyblitz.it