Tu smartphone podría ayudar en la detección de daños en la córnea

Los equipos oftalmológicos para la detección de problemas en la visión suelen ser grandes y costosos. Sin embargo, con el avance de la tecnología, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrolló un dispositivo portátil que se vale del teléfono inteligente para diagnosticar los daños oculares.

Se trata del Topógrafo Corneal Cónico Compacto (TCCC), un equipo ideado por Manuel Campos García, científico del Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología (ICAT). El aparato se encuentra en proceso de patente y con él se pretende revolucionar el sistema de atención oftalmológica ambulatoria.

Lo sorprendente de este aparato es que fue diseñado para sincronizarse con la cámara digital de cualquier smartphone o tablet para escanear la superficie del ojo y detectar posibles daños corneales.

Tecnología de precisión

A pesar de ser un dispositivo compacto y portátil funciona con la misma precisión que los grandes equipos comerciales que de seguro ya has visto en el consultorio de tu oftalmólogo.

El nuevo topógrafo corneal está provisto de un sistema de iluminación LED con puntos de luz dispuestos en elipse para amoldarse a la órbita ocular. La imagen en relieve es replicada en alta definición gracias a los sistemas de visión tridimensional que tienen las avanzadas cámaras de los smartphones o tablets modernas.

Luego de escanear la superficie de la córnea, la imagen puede ser reflejada en la pantalla y amplificada para observar su estructura en busca de algún daño.

Diagnóstico y prevención

La córnea es la capa transparente y superficial del ojo que permite que el iris, la pupila y la cámara interior enfoquen correctamente las imágenes. Cualquier irregularidad externa o en su estructura afectaría la percepción visual.

El Topógrafo Corneal Cónico Compacto sirve para diagnosticar y controlar enfermedades de la córnea como el queratótomo, astigmatismo irregular o la degeneración marginal pelúcida.

También para realizar pruebas preoperatorias, seguimientos postquirúrgicos y evaluaciones para la implantación de lentes intraoculares o la adaptación de lentes de contacto.

Sistema ambulatorio

Manuel Campos García ya había desarrollado un dispositivo similar con un cilindro. El nuevo prototipo compacto tiene la forma cónica para cubrir toda la superficie corneal.

Los esfuerzos del científico por construir un dispositivo portátil se basaron en el aprovechamiento de los sistemas tecnológicos disponibles y en hacer de la actividad médica un procedimiento más accesible para la población.

Como puedes ver, el nuevo TCCC será de gran utilidad en protocolos de diagnóstico. Permitirá mejorar el sistema de atención oftalmológica ambulatoria en comunidades más alejadas y con difícil acceso a los grandes centros médicos.