Bienestar

CALAMBRES DE CORAZÓN: 3 CAUSAS POSIBLES

Los calambres cardíacos, o dolor en el pecho, pueden ser un signo de varias enfermedades cardiovasculares o extracardíacas benignas o más graves. Nunca se deben descuidar y se debe hacer un informe sistemáticamente, ya que puede ser necesaria una gestión rápida.

¿Cómo se manifiesta un calambre en el corazón?

De hecho, los calambres cardíacos no existen porque las fibras musculares del músculo cardíaco no son las mismas que las de los músculos estriados que permiten el movimiento. Lo que comúnmente se llama «calambre en el corazón» es en realidad un dolor en el pecho cuyo tipo provocará la causa. Puede ser espontáneo, en reposo, u ocurrir durante un esfuerzo físico, puede irradiarse en el brazo y la mandíbula izquierdos o en la espalda o la escápula, puede interferir con la respiración, ser prolongado o muy breve. Todas estas características permitirán evocar un diagnóstico u otro y guiar la evaluación, que es, en cualquier caso, esencial dada la gravedad de ciertos diagnósticos.

¿Cuáles son las principales causas de los calambres del corazón?

La principal causa de dolor torácico que se debe mencionar es el infarto de miocardio. De hecho, puede ser grave y causar la muerte en unas pocas horas. El dolor es entonces un tipo de opresión en el pecho, con irradiación en el brazo izquierdo o la mandíbula. Le pueden acompañar angustias y dificultades respiratorias. Puede estar precedido por pequeños episodios dolorosos, o angina de pecho, que deben considerarse signos de advertencia. La segunda causa del dolor torácico es la neuralgia intercostal. Esta es muy frecuente y siempre benigna. Es fugaz, como pellizcar y a menudo vinculado al estrés. Se debe a la irritación de un nervio cuyo recorrido se encuentra entre dos costillas. Otras causas de dolor precordial son la pericarditis (derrame de líquido en el pericardio, que rodea el corazón) o embolia pulmonar. También se pueden observar causas extracardíacas como el reflujo gastroesofágico o la culebrilla intercostal.

¿Qué balance se debe hacer cuando tienes calambres del corazón?

Cuando el dolor torácico dura o se repite, es necesaria una evaluación cardiológica. Una primera consulta médica guiará la elección de los exámenes según el tipo de dolor y el examen clínico (condición general, presión arterial, condición de la piel, examen cardiopulmonar). Se realiza sistemáticamente un electrocardiograma. Este examen asegura la ausencia de infarto de miocardio. En caso de signos de patología coronaria, es necesario un cuidado urgente. Una radiografía de tórax también puede indicar derrame pericárdico o patología pulmonar. Un ultrasonido cardíaco visualizará cavidades y válvulas cardíacas. En caso de neuralgia intercostal, todos estos exámenes serán normales. Es por tanto un diagnóstico de eliminación.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.