Probióticos y pérdida de peso: sus excelentes resultados en las dietas

Probióticos
Probióticos: dé un impulso a su inmunidad

Una serie de estudios ha demostrado que la flora intestinal de las personas con sobrepeso (y particularmente obesas) tiene ciertas peculiaridades, que dan lugar a un desequilibrio entre los diferentes tipos de bacterias presentes en los intestinos. Un equipo de la Universidad Laval (ciudad de Quebec) quiso probar la hipótesis de que la ingesta de probióticos podría ayudar a reequilibrar la dinámica de la microbiota intestinal (los microorganismos que viven allí) a favor de las bacterias que promueven la pérdida de peso.

Tres meses de probióticos Lactobacillus rhamnosus

Los investigadores reclutaron a 125 voluntarios con sobrepeso, hombres y mujeres. Los siguieron con una dieta de tres meses, seguida de un período de mantenimiento de peso. Inicialmente, los participantes se dividieron en dos grupos: la mitad ingirió dos tabletas que contenían un probiótico (Lactobacillus rhamnosus) todos los días, mientras que los demás recibieron un placebo (una sustancia neutra).

Probióticos: efectos espectaculares en la pérdida de peso

  • Después de 12 semanas de dieta (el régimen básico era obviamente el mismo para todos), los investigadores observaron una pérdida de peso que casi se duplicó en las mujeres que tomaban probióticos; 4,4 kg en promedio en comparación con 2,6 kg en el grupo de placebo.
  • Después de 12 semanas de mantenimiento del peso, éste se mantuvo estable en el grupo de placebo. Mientras que siguió disminuyendo en el grupo de los probióticos (hasta un promedio de 5,2 kg).
  • El consumo de probióticos va acompañado de una disminución de la producción de leptina (la hormona del hambre) y de una disminución de la densidad relativa de las bacterias intestinales relacionadas con la obesidad.
  • Este efecto no se ha observado en los hombres, al menos no en la misma medida (los autores creen que puede ser una cuestión de dosis).

Intestino más sano: menos inflamación, menos obesidad y más pérdida de peso

Según el coordinador de esta investigación, los probióticos modificarían la permeabilidad de la pared intestinal. Ellos impedirían que ciertas moléculas proinflamatorias entren en el torrente sanguíneo; evitando que se desencade la cascada de reacciones que conducen a la intolerancia a la glucosa, la diabetes de tipo 2 y la obesidad. Añade que si este experimento se llevara a cabo con Lactobacillus rhamnosus, otros probióticos podrían actuar de la misma manera.

Sin embargo, para que las bacterias beneficiosas se desarrollen eficazmente en la flora intestinal, es deseable crear un entorno favorable para ellas; esto se lograría mediante una dieta más baja en grasas y más alta en fibras.

También te puede interesar leer: ¿Qué son los probióticos y prebióticos?

Fuente:

British Journal of Nutrition