Los 5 peores consejos y mitos para bajar de peso ¡No los sigas!

Bajar de peso y tener una figura ideal, así como sana, es una de las metas de inicio de año que casi todos marcamos en nuestra lista. Sin embrago, cuando nos adentramos a este mundo, solemos encontrarnos con todo tipo de consejo, algunos buenos y otros completamente descabellados.

Alimentarse correctamente, tener una vida activa y saber qué es lo mejor y lo más adecuado para nuestro tipo de cuerpo es esencial, pero también lo es saber la verdad sobre todos los mitos y supuestos consejos para bajar de peso. Es por ello que revelamos la verdad sobre 5 de los peores mitos y consejos para bajar de peso que NO debes seguir.

1.     Toda la grasa engorda

Si te lo mencionamos en primer lugar es porque se trata de uno de los mitos más terribles de todos. Y es que no todos los tipos de grasa son iguales, por lo cual debes conocer muy bien lo que debes comer y lo que no.

Por ejemplo, las nueces, el aguacate y el salmón contienen en su interior grasas buenas y esenciales para la salud del cuerpo. A diferencia de las salsas, patatas fritas, bollería y comidas procesadas que son las grasas que debes evitar.

2.     No comas a cada hora

De hecho, los expertos recomiendan lo opuesto, ya que el comer pequeñas raciones de comida saludable durante el día y de manera más frecuente ayuda a mantener los niveles adecuados de energía en el cuerpo y un correcto funcionamiento del metabolismo.

3.     Despídete de los carbohidratos

El problema de la ingesta de carbohidratos es que cuando eliges los inadecuados y lo haces una actividad constante, obtienes el efecto opuesto a la hora de adelgazar. Múltiples estudios confirman que, si consumes carbohidratos adecuados y saludables como legumbres, granos integrales y cereales tu salud mejorará sin afectar tu peso.

4.     Come únicamente proteínas

Nuestro cuerpo necesita diversos tipos de alimentos, y si bien es cierto que las proteínas son unos de ellos, al consumir solo esto haces que tu cuerpo pierda la oportunidad de ganar fibra y antioxidantes que obtendrías de otros alimentos como cereales, carbohidratos buenos, grasas y frutas.

5.     Contar todas las calorías

Si cuentas todas las calorías que consumes te darás cuenta de que tomarte una lata de refresco de 160 calorías, no es lo mismo que comer un puñado de almendras de 160 calorías. Esto sorprende a muchos, pero es que no todas las calorías son iguales y de hecho algunas de ellas provienen de alimentos ricos en nutrientes y vitaminas, mientras otras son calorías vacías.

Como habrás notado, todo se trata de hacer la elección correcta a la hora de iniciar un régimen o elegir tus alimentos del día. Ten en cuenta que estos son mitos muy arraigados a las personas desde hace años, sin embargo, tú puedes romper con ellos y dirigirte a tu peso ideal de manera sana.