Bienestar

Energía y vitalidad: siete simples pasos para tener más a lo largo del día

¿Te despiertas sintiéndote pesado y lento la mayoría de las mañanas? ¿Las bebidas con cafeína se han convertido en una necesidad para ayudarte a pasar el día? Si esto te suena familiar, es hora de dejar las soluciones rápidas en las que confías y desarrollar un plan de gestión de la energía y vitalidad. Empezar puede parecer desalentador, pero pronto tendrá la energía para seguir adelante una vez que haya cosechado los beneficios de un estilo de vida más feliz, más sano y más productivo.

¿Qué es la gestión de la energía?

Piensa en tu energía como un recurso finito, como el dinero en una cuenta. Se comienza el día con una cierta cantidad para gastar, que varía de persona a persona dependiendo de factores como la edad, el sueño, el nivel de estrés, las condiciones médicas y el estilo de vida. A lo largo de su día, se producen múltiples transacciones (actividades) a medida que retira energía de su cuenta y la deposita.

Si bien no siempre puedes tener control sobre las actividades que te agotan, puedes tomar medidas para depositar más energía y vitalidad en tu cuenta.

Aprende a aumentar tu energía con estos siete principios de gestión de la energía. Te sentirás mejor a cada paso en esta importante inversión de autocuidado.

Coma alimentos nutritivos.Todos sabemos que la alimentación saludable es esencial para el bienestar, pero es común pensar en la alimentación saludable como una herramienta para perder peso. Sin embargo, una dieta equilibrada rica en frutas y verduras, proteínas magras y granos enteros es lo que se necesita para una energía óptima.

Después de todo, realmente eres lo que comes, hasta cierto punto. Coma una variedad de alimentos de todos los grupos alimenticios para obtener una gama de nutrientes que le den energía a lo largo del día. Elija frutas y verduras frescas o congeladas, especialmente verduras de hoja oscura y densas en nutrientes como el brócoli, así como verduras de naranja como las zanahorias y las patatas dulces. Hay muchos tipos de pescado y legumbres para opciones de proteínas saludables. Intenta comer granos enteros, pan, arroz o pasta todos los días.

Dormir de siete a ocho horas por noche.Dormir más parece ser un hábito saludable que muchas personas necesitan mejorar. Ya sabemos que necesitamos al menos siete horas de sueño cada noche, así que, ¿qué nos impide hacerlo? Piensa en cómo puedes mejorar tus mayores problemas de sueño y sabe esto: La falta de sueño puede perpetuar graves problemas de salud, así como afectar negativamente a su estado de ánimo, motivación y niveles de energía. Hacer del sueño una prioridad es una de las mejores cosas que puedes hacer para prepararte para un día exitoso y energético.

Busca la compañía de personas que ames o que te estimulen.Maximiza el tiempo que pasas con la gente que amas. Conectarse con otros que irradian positividad y tienen intereses similares te excitará y dará energía. Por otro lado, la gente con la que no tienes una relación o que tiene un punto de vista negativo a menudo se queja sólo agotará tu cuenta de energía.

Evitar nuevas sobredosis.Las noticias son una forma importante de mantenerse en contacto con lo que sucede en el mundo. Puede ser educativo, entretenido e incluso edificante. Desafortunadamente, las noticias son demasiado a menudo bombardeadas con historias de sufrimiento. Estas historias pueden sesgar tu visión del mundo y hacer que te centres en tus peores miedos en lugar de reconocer lo bueno que te rodea. No puedes evitar estas historias por completo, pero intenta minimizar tu exposición cuando puedas, especialmente en tiempos difíciles.

Hacer ejercicio con regularidad.¿Te sientes letárgico a mitad del día? ¿Alguna vez te has dejado llevar por simples tareas diarias como las compras o las tareas domésticas? Contrariamente a lo que se podría pensar, los 150 minutos de actividad semanal recomendados pueden aumentar su recuento de energía, no disminuirlo. ¿Cómo? El ejercicio alivia el estrés y la tensión, fortalece los músculos y aumenta la resistencia, lo que ayuda a que el cuerpo trabaje más eficientemente durante otras tareas o actividades físicas.

Hacer algo significativo cada día.¿Qué te apasiona? ¿Tienes un talento especial que te gustaría practicar más a menudo o compartir con otros? Haz algo que te guste cada día, aunque sea algo tan simple como preparar una comida sana o escuchar tu canción favorita. Esforzarse en las cosas que más te importan te ayudará a usar y reservar tu energía para sacar lo mejor de ti mismo.

Piensa bien de los demás.Mantener un estado mental compasivo es otra forma de ahorrar energía. Un ejemplo de la práctica de esta forma de pensar se llama «atención cuidadosa». Por ejemplo, intenta hacer contacto visual con un extraño y sonríe, mientras piensas «te deseo buena suerte». Este acto positivo puede evitar que juzgues a esa persona en su lugar. Juzgar a los demás puede llevarnos a juzgarnos a nosotros mismos, y este tipo de diálogo interno negativo puede ser agotador.

Plan de acción paso a paso para obtener más energía y vitalidad

  • Paso 1: cuida tu energía.Tome su «temperatura» de energía en diferentes momentos del día, asignándole un número del 1 al 10, siendo el 10 el nivel de energía más alto. Presta atención a los detalles de tu día para que puedas identificar las personas o eventos que más te afectan.
  • Paso dos: hacer cambios incrementales.Una vez que te das cuenta de ciertas personas o eventos que están saboteando tu energía y vitalidad, piensa en tus próximos pasos. En lugar de abordar todo de una vez, elija un área que esté cerca de su corazón y sea realista sobre los objetivos que se ha propuesto. Por ejemplo, si la desorganización de su hogar es una fuente importante de estrés diario, elija un armario, un armario o un cajón para vaciarlo cada semana, en lugar de cargar con el peso de hacerlo todo de una vez. Entonces pasa a tu siguiente objetivo cuando te sientas listo.
  • Paso tres: planificar y priorizar.Toma nota de los momentos del día en que tu nivel de energía tiende a ser más alto. Decide cómo puedes aprovechar estos tiempos priorizando las tareas importantes cuando te sientas fresco y productivo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.