El peso ideal: Hay algunos factores que lo determinan

El IMC es el índice de masa corporal. Casi siempre se le llama simplemente IMC. Es una estimación de la grasa corporal de una persona, que se calcula dividiendo el peso de una persona en kilogramos por su altura en metros cuadrados. No te dejes intimidar por los números, hay muchas calculadoras en línea que generan tu IMC cuando introduces tus estadísticas. Descubre aquí cuál es realmente el peso ideal

El número resultante puede ayudarte a determinar si estás en un peso ideal. Esto es lo que significa tu número:

Menos de 18,5 = bajo peso
18,5 a 24,9 = peso normal
25 a 29,9 = sobrepeso
30 o más = obeso

El IMC ha sido durante mucho tiempo una herramienta popular para medir la grasa corporal porque es fácil de usar y no requiere de un equipo sofisticado para su cálculo. Sin embargo, esta simplicidad tiene un inconveniente: a veces da una imagen demasiado simplificada de su salud.

¿Cómo difiere el IMC entre hombres, mujeres y otros grupos de personas?

La fórmula del IMC es universal: es la misma para adultos y niños (aunque las cifras se interpretan de manera diferente para los jóvenes porque se tienen en cuenta tanto el sexo como la edad). Para los adultos, el IMC se interpreta de la misma manera para hombres y mujeres. Sin embargo, hay algunas diferencias entre ciertas categorías demográficas con respecto a la grasa corporal que varían el peso ideal de una persona.

Las mujeres generalmente tienen más grasa corporal que los hombres. Las mujeres deben aspirar a un 20-21% de grasa corporal, mientras que los hombres deben aspirar a un 13-17% de grasa corporal.

  • Los asiáticos generalmente tienen más grasa corporal que los occidentales.
  • Las personas mayores suelen tener más grasa corporal que los jóvenes.
  • Los atletas generalmente tienen menos grasa corporal que los no atletas.

El IMC tiende a ser problemático en las personas mayores. Tampoco es tan útil en las personas mayores porque no tiene en cuenta el hecho de que muchas personas se hacen más pequeñas a medida que envejecen.

El IMC también puede llevar a una subestimación de la grasa corporal en los ancianos porque, a medida que las personas envejecen, la masa grasa generalmente reemplaza a la masa muscular. Por lo tanto, mientras que un adulto mayor puede tener un IMC normal, puede tener un alto porcentaje de grasa corporal. Los investigadores lo llaman «obesidad de peso normal», que pone a las personas en mayor riesgo de síndrome metabólico y varios problemas cardiovasculares.

Estas diferencias han llevado a algunos investigadores a sugerir que los objetivos del IMC deberían ser diferentes para las personas mayores. Un meta-análisis examinó la relación entre el IMC y el riesgo de muerte en personas de 65 años o más. Este estudio encontró que el menor riesgo de muerte se daba entre personas con un IMC de alrededor de 27,5, lo que puede describirse como sobrepeso. El estudio demostró que un IMC entre 22 y 23 en realidad aumenta el riesgo de muerte en los ancianos, incluso si está dentro del rango normal.

Por qué un IMC saludable es importante para su salud en general

¿El IMC es sólo un número a seguir? No exactamente. Puede ser útil saber si su peso está dentro de un rango saludable e ideal. O si su IMC ha caído fuera del rango normal, le dice cuando puede estar en riesgo de varios problemas de salud.

Un IMC de 30 o más, por ejemplo, significa que eres obeso, lo que puede llevar a:

  • La presión arterial alta
  • Colesterol alto
  • Dolor corporal
  • ACV
  • Enfermedad cardíaca
  • Diabetes de tipo 2
  • Muerte temprana

A medida que su IMC aumenta, comienza a desarrollar problemas de masa grasa. Empiezas a tener problemas en las articulaciones, apnea del sueño, reflujo ácido, este tipo de problemas que están directamente relacionados con la masa corporal.

Estar muy delgado también es peligroso para la salud.

Estar por debajo del peso (con un IMC inferior a 18,5) presenta sus propios desafíos. Un estudio ha demostrado que puede contribuir a aumentar el riesgo de muerte. Aunque es más probable que esas muertes sean el resultado de causas no naturales (como accidentes o suicidios) que del cáncer, las enfermedades cardiovasculares o las enfermedades respiratorias. Esto puede deberse a que las personas con peso inferior al normal corren un mayor riesgo de sufrir lesiones y, una vez que se lesionan, generalmente les resulta más difícil recuperarse.

También te puede interesar leer: ¿Hacer ejercicio en ayunas es eficiente para perder peso?