Apendicitis: cómo reconocerla y cuándo correr a la sala de emergencias.

¿Conoces qué es la Apendicitis?, aprende aquí cómo reconocer los síntomas de la inflamación del apéndice y cómo intervenir rápidamente para evitar complicaciones.

Apendicitis, así es como se reconocen los síntomas de la inflamación y qué hacer para tratarla.

La apendicitis comienza muy a menudo con un dolor sordo en la parte baja del abdomen, pero puede convertirse rápidamente en una emergencia que requiere una cirugía inmediata. La apendicitis es una inflamación del apéndice, un pequeño órgano situado en la parte inferior derecha del abdomen. Aunque es muy común en los niños de 10 a 19 años de edad, puede ocurrir a cualquier edad. Debido a que la apendicitis puede causar complicaciones que ponen en peligro la vida, reconocer los riesgos y peligros es de suma importancia, especialmente para los padres.

Cómo se manifiesta

La apendicitis suele empezar con dolor alrededor del ombligo y se mueve más a la derecha. A medida que la inflamación se extiende, este dolor empeora cada vez más hasta que se vuelve casi insoportable. Además del dolor que afecta específicamente el lado derecho de la parte inferior del abdomen, la apendicitis también se manifiesta con náuseas, vómitos y fiebre. En ciertos casos también hay hinchazón abdominal, flatulencia, estreñimiento o diarrea. El síntoma también es reconocible porque al toser, el dolor aumenta exponencialmente. Esto se debe a que las bacterias se multiplican rápidamente, inflamando el apéndice, que a su vez se hincha y se llena de pus.

Cómo diagnosticar la apendicitis

La ruptura del apéndice es la situación más extrema que puede poner en peligro incluso la supervivencia del individuo, por lo que se requiere una intervención oportuna. La obstrucción podría ser causada por heces duras, nódulos linfáticos agrandados en el intestino, un parásito u otro tipo de infección. Los síntomas tienen otras similitudes con otras enfermedades como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y el bloqueo intestinal. El recuento de glóbulos blancos es el primer diagnóstico que se hace para determinar si estamos en presencia de apendicitis. Entonces también se utilizan las imágenes.

Qué pasa si el apéndice se rompe

En el caso de la apendicitis leve, se pueden utilizar antibióticos comunes, pero en los casos más graves se requiere la extirpación quirúrgica. La ruptura del apéndice requiere una apendicectomía abierta oportuna. Si no se trata adecuadamente, el apéndice puede estallar dentro de 48-72. El primer síntoma de la ruptura del apéndice es la temperatura extremadamente alta del paciente. La atención médica inmediata es providencial para evitar complicaciones que pongan en peligro la vida. Por eso estos síntomas nunca deben ser subestimados.

Fuente: Traducida de centrometeoitaliano.it