Se puede saber por los ojos si vamos a tener problemas cardíacos

Investigaciones anteriores ya habían mostrado una relación entre algunos cambios en los ojos y la hipertensión en adultos; además, los cambios en la retina se habían relacionado con la hipertensión arterial en niños. El nuevo estudio es, sin embargo, el mayor realizado hasta ahora sobre la relación entre la apariencia de los ojos y la salud cardiovascular.

El equipo de investigación, dirigido por Alicia Rudnicka, examinó a 55 mil personas de mediana edad o mayores. Tomando sus datos del UK Biobank, un estudio que recoge información sobre la calidad del sistema cardiovascular de 3.500.000 personas. Un sofisticado software examinó las imágenes digitales de la densa red de vasos sanguíneos presentes en la retina de cada participante: de esta manera, los estudiosos pudieron obtener mediciones precisas del diámetro y la curvatura.

Pues bien, el análisis de esta información ha demostrado que cuanto más ancha es la curvatura de las arterias de la retina, mayor es la presión sistólica, es decir, lo que comúnmente se denomina presión alta. Pero hay más: los investigadores también mostraron una relación entre la rigidez de las paredes arteriales, la hipertensión y la reducción de los vasos sanguíneos en la retina. Ninguno de estos fenómenos afecta a la calidad de la visión, pero podrían decirnos muy rápidamente si tenemos un riesgo significativo de enfermedad cardiovascular.

Ahora el equipo de investigación está buscando ver si el examen de la retina puede decirnos cuándo y qué enfermedad cardiovascular vamos a tener». Estas enfermedades siguen siendo las más mortales del mundo. Sólo en nuestro país, 127.000 hombres y 98.000 mujeres mueren cada año a causa de enfermedades cardiovasculares, lo que representa el 30% de todas las muertes.