Remedios caseros para eliminar los callos de los pies

los callos de los pies

Los extensos días de trabajo, practicar actividades deportivas, caminar descalzos, utilizar zapatos sin calcetines y usar tacones altos, pueden ser los mayores causantes de los molestos e incómodos callos en los pies.

Estas alteraciones cutáneas son producidas por la fricción repetida en puntos determinados del pie. Y poseen una apariencia de piel gruesa abultada con un color amarillo. En esta nota te enlistamos algunos remedios caseros para eliminarlos.

Alternativas caseras para combatir los callos de los pies

Por lo general, los remedios caseros son elaborados a base de alimentos ricos en diferentes grupos de propiedades que permiten atender a diferentes alteraciones del organismo. En este caso, también tienen la capacidad de eliminar los molestos callos en los pies. Da un vistazo a los siguientes remedios naturales:

●       Apóyate en una piedra de pómez

La piedra de pómez es ideal para la supresión de piel muerta, así como células secas en el área de los pies.

El primer paso para utilizar la piedra es sumergir los pies en un recipiente con agua templada durante 15 minutos para poder suavizar los talones y las plantas de los pies. Luego, frota la piedra de pómez en las zonas de dureza durante 2 minutos y repite la sesión una vez más, pero con suavidad. Por último, enjuaga y seca bien los pies.

●       Bicarbonato

El bicarbonato de sodio contiene componentes exfoliantes que ayudan a remover la piel muerta. Asimismo, actúa como antiinflamatorio para reducir el tamaño desagradable de los callos. Y gracias a su poder antifúngico puede eliminar los hongos.

Solo debes añadir 3 cucharadas de bicarbonato en un recipiente con agua caliente y sumergir tus pies por 15 minutos. Luego, restriega con una piedra pómez por 2 minutos. Finalmente, enjuaga y seca bien tus pies.

Puedes repetir este procedimiento cada 2 días para mejores resultados.

●       Limón

Las propiedades cítricas del limón sirven para evitar que la piel se quiebre y adquiera infecciones. Por ello, es recomendable usar limón para suavizar la piel endurecida. En este caso, puedes emplear el zumo de limón en la zona afectada y esperar que seque.

●       Ajo y aceite de oliva

El ajo posee componentes antibióticos, antioxidantes y antifúngicos, que previenen infecciones en la piel, y puede remover las células muertas. Al combinarlo con el aceite, que también es rico en propiedades ideales para suavizar y tratar la piel, se consigue una pasta muy efectiva para eliminar los callos.

Para preparar este remedio casero, puedes machacar un ajo y mezclarlo con una cucharada de aceite de oliva. Luego, unta la pasta en la zona afectada y cúbrela con una venda.

Es recomendable hacerlo por la noche para que retires la venda al despertar, sin enjuagar.

Puedes aplicar cada uno de estos remedios caseros repetidas veces en la semana para obtener mejores resultados en la eliminación de los callos en tus pies.