Las pizzas que nos hacen engordar

Todos disfrutamos de la pizza, es de las comidas con mayor consumo alrededor del mundo, pero, ¿si te dijera que hay unas pizzas que no nos ayudan a perder peso?, quizás pensaría que son unas cuantas, pero la realidad son varias, por esta razón es importante eliminarlas de nuestra dieta, si el propósito es adelgazar. Aquí te diremos cuales pizzas debes evitar y sus razones.

Pizzas que hay que evitar

  1. Pizza de pepperoni: Si te encanta el pepperoni, y crees que es un ingrediente inofensivo déjame decirte, que tienes que dejar de consumir este tipo de pizza. Las razones es que este ingrediente es rico en sodio, y el sodio en el cuerpo hace que retengamos líquidos, que no es una buena idea si deseamos adelgazar.
  2. La pizza con salsa barbacoa: Si te gusta esta pizza con este tipo de aderezo, déjame decirte que la tendrás que abandonar; la salsa de barbacoa es alta en fructuosa refinada, que son azucares poco sanos para nuestro cuerpo, y que no nos ayudan a bajar de peso.
  3. La pizza de piña: Te han dicho que la piña es ideal para perder peso, y es cierto, pero la piña natural, las piñas enlatadas normalmente están edulcoradas para potenciar su sabor, este edulcorante es muy dañino para los que están en proceso de adelgazar, ya que son en ultimas azucares.
  4. Pizzas con grasas añadidas: Es muy común en cadenas de pizzerías, que les agreguen grasas añadida a las pizzas para potenciar su sabor, estas grasas no son buenas para los que desean adelgazar, por eso debes evitar este tipo de pizzas.
  5. Las pizzas de salchichas: Los embutidos son carnes procesadas,  son carnes altas en sodio, que no son buenas a la hora de perder peso.
  6. el alto contenido de queso en las pizzas: El queso en abundancia es muy perjudicial porque es grasa que se va acumular en nuestro organismo, por eso es prudente comer pizzas con baja concentración de queso.

Se recomiendan comer pizza vegetariana, y con bajo contenido de gluten para aquellas personas que están en proceso de adelgazar y no quieren dejar de comer ese platillo.

¡coma bien, para vivir bien y adelgazar sanamente!