La comunidad de Waldsolms, Alemania, heredó acciones, bienes raíces y activos valiosos después de la muerte de Renate Wedel

Entre acciones y bienes inmuebles, los habitantes de una comunidad en el corazón de Alemania central han heredado más de 6 millones de euros de una de sus conciudadanas, Renate Wedel, que vivía en la aldea de Weiperfelden, en el municipio de Waldsolms, en Hesse.

La mujer murió en diciembre de 2019, a la edad de 81 años, en un asilo de ancianos en Frankfurt. En abril, se informó a la comunidad de Waldsolms, que además de Weiperfelden tiene otras cinco localidades, de que Renate Wedel había dejado en herencia una cuenta bancaria, acciones y diversos objetos de valor. Una noticia que dejó sin palabras al alcalde de la comunidad, Bernd Heine.

Renate Wedel vivió en Weiperfelden desde 1975 junto con su esposo Alfred, a quien se recuerda como un hábil negociante en la bolsa de valores y un hombre de éxito. Alfred Wedel murió en 2014 y dos años después su esposa se mudó a un asilo en Frankfurt donde murió el año pasado.

El municipio ha recibido una herencia de 6,2 millones de euros de una conciudadana

Renate Wedel sólo ha puesto una condición: que el dinero (por un total de 6,2 millones de euros) se utilice para «instalaciones e infraestructura comunitaria».

Heine confirmó a los medios de comunicación locales que la herencia de Frau Wedel se utilizará para construir carriles para bicicletas, nuevos edificios y un asilo. Los residentes también propusieron que el dinero se gastara en la construcción de una piscina al aire libre, la mejora del transporte público y la construcción de instalaciones para los niños de la comunidad.

«La comunidad de Waldsolms agradece al Sr. y la Sra. Wedel por este importante legado», dijeron las autoridades en una declaración. «Lo usaremos responsablemente, mejorando nuestra comunidad para el bien de todos y honrando la memoria de ambos.

También puede interesarle leer: Beneficios de la luz para mejorar la depresión y el estrés