Nutrición

Fatiga de otoño: ¿Qué podemos hacer para combatirla?

publicidad

El otoño está aquí, y para muchas personas, esta temporada es propicia para la fatiga y la disminución de la motivación. Esta situación no se puede explicar a primera vista, sobre todo porque las vacaciones no tienen más de un mes de haber terminado. No te preocupes, no eres el único que está sujeto a esta caída de energía. La fatiga, es muy común y a veces va acompañada de una baja moral. Este artículo le ayudará a entender las causas, síntomas y tratamientos de la fatiga

¿Cómo se manifiesta la fatiga?

El otoño está marcado por el comienzo de los días de acortamiento. Esta temporada también anuncia la llegada del frío que se está asentando gradualmente. Por lo tanto, es natural que el otoño nos empuje a ser menos activos y, por lo tanto, más cansados. Este cansancio otoñal se manifiesta por:

  • Cansancio combinado con tristeza;
  • Trastornos del sueño;
  • Una falta de energía;
  • Trastornos de concentración y reacción en el trabajo.

En general, la fatiga se manifiesta de forma física, intelectual y moral.

¿Cuáles son las causas de la fatiga?

Hay varias razones para la fatiga, que pueden ocurrir de nuevo en el otoño. Se pueden clasificar en dos categorías principales:

Causas ambientales de origen

Este es principalmente el cambio de estación que tiene lugar durante el otoño. A medida que los días se acortan y el mal tiempo se instala gradualmente, su cuerpo tiene problemas para acostumbrarse a ello. Además de las causas estacionales, la vuelta al trabajo también favorece la disminución de la energía en otoño. Comparado con sus hábitos durante las vacaciones de verano, el ritmo de la vida diaria de un trabajador causará algunas dificultades para el cuerpo. Este cambio de ritmo es también una fuente de estrés.

Causas que resultan de cambios en la organización

Los cambios en la alternancia entre el día y la noche, así como los cambios en las condiciones de la luz solar durante el otoño, afectan al cuerpo causando un trastorno del ritmo circadiano. Los días más cortos también causan un trastorno de la secreción de melatonina, la hormona del sueño. Esto explica los frecuentes trastornos del sueño que le afectan en el otoño. Un cambio en los niveles de serotonina en el cerebro también puede ser un factor cuando se trata de fatiga y pesadumbre en el otoño. Este neurotransmisor tiene, de hecho, el papel de regular el estado de ánimo. Finalmente, la falta de estimulación de la luz de la retina es también una de las causas de esta fatiga.

¿Cómo combatir la fatiga?

El tratamiento difiere según la forma de fatiga experimentada. Si usted experimenta fatiga física, el descanso es más que recomendable. Puede ser en forma de relajación. Así que no dudes en hacer ejercicios que te relajen y pasar un buen rato en un centro de bienestar. Una breve visita al balneario y un buen masaje le darán toda la energía necesaria para afrontar la llegada del invierno. Si se trata de fatiga mental, puede recurrir a ocupaciones que le permitan descansar. ¿Tienes un jardín? ¿Por qué no pasar más tiempo allí cuidando sus plantas? También puede pasar el tiempo sin hacer nada más que escuchar música relajante.

Además de los ejercicios y actividades de relajación, también es necesario estimular el cuerpo para estimularlo. Por ejemplo, puede seleccionar uno de los siguientes consejos:

  • Tome 11 CH arsenicum iodatum iodatum iodatum – este es un tratamiento homeopático que le ayuda a estimular su cuerpo y prevenir todos los síntomas y molestias causadas por los cambios causados por la fatiga.
  • Opte por la medicina a base de hierbas – varias plantas estimulantes son sus aliados cuando se trata de tratar la fatiga por caídas. En caso de disminución de la energía y fatiga física, el jengibre o ginseng es ideal para reponer energía. Para la fatiga mental, la salvia es el mejor remedio para ayudarle a relajarse.
Publicidad