Beber café podría reducir el riesgo de cáncer de hígado en un 50%

Tomar café puede reducir sus probabilidades de desarrollar cáncer de hígado en un 50%. Esto es lo que surge de un estudio presentado en la conferencia del Instituto Nacional de Investigación del Cáncer (NCRI) en Glasgow, citado por el Daily Mail. El grano de café contiene polifenoles que pueden prevenir la división de las células cancerosas. Investigadores de la Universidad de Queen’s de Belfast examinaron a casi medio millón de personas, de las cuales más de tres cuartas partes bebían café. Se encontró que eran 50% menos propensos a diagnosticar el carcinoma hepatocelular, lo que explica nueve de cada diez casos de cáncer de hígado.

El Dr. Una McMenamin dijo: «Nuestros resultados son tranquilizadores al sugerir que el café puede tener beneficios para la salud”. El autor principal del estudio, Kim Tu Tran, dijo: «Las personas que tienen el hábito de tomar café pueden encontrar que mantener este hábito es bueno para su salud. Esto se debe a que el café contiene antioxidantes y cafeína, que pueden proteger contra el cáncer. Sin embargo, beber café no es tan protector contra el cáncer de hígado como dejar de fumar, reducir el alcohol o perder peso”.

Pero no todos los estudios han llevado a las mismas conclusiones con respecto al supuesto efecto beneficioso de la bebida tan querida alrededor del mundo. El café contiene tanto compuestos bioquímicos potencialmente cancerígenos como antioxidantes que pueden ayudar a prevenir el cáncer, como se ha demostrado con la investigación en animales.

Los beneficios o riesgos para la salud han sido durante mucho tiempo objeto de un acalorado debate entre las comunidades científica y médica. Se han confirmado los riesgos para el corazón relacionados con el alto consumo de la bebida. Según otra investigación de la Universidad de Australia del Sur, publicada en el American Journal of Clinical Nutrition, beber seis o más cafés al día puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca hasta en un 22%. Más allá de ese nivel, de hecho, el exceso de cafeína puede causar hipertensión, una condición relacionada con la enfermedad cardíaca.