Nutrición

9 razones por las que las coles de Bruselas son buenas para la salud

Las coles de Bruselas pertenecen a la familia de las brasicáceas y están estrechamente relacionadas con la col rizada y la coliflor. Estas verduras crucíferas se parecen a las coles en miniatura y suelen cortarse, limpiarse y cocinarse para hacer una nutritiva guarnición o un plato principal. Las coles de Bruselas contienen altos niveles de muchos nutrientes y se han relacionado con varios beneficios para la salud. Este artículo analiza 9 formas en que las coles de Bruselas pueden beneficiar a su salud.

  1. Rico en antioxidantes

Las coles de Bruselas tienen muchos beneficios para la salud, pero destaca su impresionante contenido en antioxidantes. Las coles de Bruselas son ricas en antioxidantes, compuestos que promueven la salud en general y ayudan a prevenir el daño celular. Comer coles de Bruselas como parte de una dieta rica en frutas y verduras puede ayudar a proporcionar los antioxidantes que su cuerpo necesita para una buena salud.

  1. Alto contenido en nutrientes

Las coles de Bruselas son bajas en calorías, pero altas en fibra, vitaminas y minerales.

Estos son algunos de los nutrientes clave de 1/2 taza (78 gramos) de coles de Bruselas cocidas:

  • Calorías: 28
  • Proteínas: 2 gramos
  • Carbohidratos: 5,5 gramos
  • Fibra: 2 gramos
  • Vitamina K: 91% del valor diario (VD)
  • Vitamina C: 53% del valor diario (VD)
  • Folato: 12% valor diario

Las coles de Bruselas son especialmente ricas en vitamina K, necesaria para la coagulación de la sangre y la salud de los huesos. También son ricos en vitamina C, un antioxidante que favorece la absorción del hierro y ayuda a la reparación de los tejidos y a la función inmunitaria.

Además, su alto contenido en fibra favorece la regularidad y la salud intestinal. Además de los nutrientes mencionados, las coles de Bruselas contienen pequeñas cantidades de vitamina B6, potasio, hierro, tiamina, magnesio y fósforo.

  1. Rico en vitamina K

Las coles de Bruselas son una buena fuente de vitamina K. Este importante nutriente desempeña un papel vital en el organismo. Es esencial para la coagulación, que es la formación de coágulos de sangre que detienen las hemorragias. La vitamina K también puede desempeñar un papel en el crecimiento óseo y puede ayudar a proteger contra la osteoporosis, una enfermedad caracterizada por la pérdida progresiva de hueso. En particular, si está tomando anticoagulantes, es importante que mantenga una ingesta constante de vitamina K. Por este motivo, es posible que deba vigilar su consumo de alimentos ricos en vitamina K, como las coles de Bruselas. Sin embargo, para la mayoría de las personas que no toman estos fármacos, aumentar la ingesta de vitamina K puede tener muchos beneficios para la salud.

  1. Alto contenido en fibra

Media taza de coles de Bruselas cocidas contiene 2 gramos de fibra. La fibra es importante para la salud, e incluir una buena cantidad en la dieta tiene muchos beneficios para la salud.

Los estudios demuestran que la fibra dietética puede aliviar el estreñimiento aumentando la frecuencia de las deposiciones y suavizando su consistencia para facilitar su evacuación. El aumento de la ingesta de fibra también se ha asociado a otros beneficios para la salud, como la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas. Comer coles de Bruselas junto con otras buenas fuentes de fibra, como otras verduras, frutas y cereales integrales, puede ayudarle a cubrir sus necesidades de fibra.

  1. Contienen ácidos grasos omega-3 ALA

Para quienes no comen pescado o mariscos, consumir suficientes ácidos grasos omega-3 puede ser un reto. Los alimentos de origen vegetal sólo contienen ácido alfa-linolénico (ALA), un tipo de ácido graso omega-3 que el organismo utiliza con menos eficacia que los ácidos grasos omega-3 presentes en el pescado y el marisco. Esto se debe a que su cuerpo debe convertir el ALA en formas más activas de ácidos grasos omega-3, y sólo puede hacerlo en cantidades limitadas. Por esta razón, es posible que necesite consumir más ALA para satisfacer sus necesidades diarias de omega-3 que si obtuviera sus ácidos grasos omega-3 del pescado o el marisco. Incluir algunas porciones de coles de Bruselas en su dieta cada semana puede ayudar. Los ácidos grasos omega-3 pueden ser beneficiosos para la salud del corazón y la función cerebral. También intervienen en la salud del sistema inmunitario, los pulmones y los vasos sanguíneos.

  1. Puede ayudar a mantener niveles saludables de azúcar en la sangre

Además de su impresionante perfil nutricional y su larga lista de beneficios para la salud, las coles de Bruselas pueden ayudar a mantener estables los niveles de azúcar en sangre. Numerosos estudios han relacionado el aumento del consumo de verduras crucíferas, incluidas las coles de Bruselas, con un menor riesgo de diabetes. Esto se debe probablemente a que las coles de Bruselas son ricas en fibra, que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. Aumentar el consumo de coles de Bruselas como parte de una dieta saludable puede ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

  1. Rico en vitamina C

Las coles de Bruselas aportan 48 mg de vitamina C por cada 1/2 taza cocida. La vitamina C es importante para el crecimiento y la reparación de los tejidos del cuerpo. También actúa como antioxidante, ayuda a producir proteínas como el colágeno e incluso puede aumentar la inmunidad. La vitamina C también puede aumentar la absorción del hierro no hemo, una forma de hierro que se encuentra en los alimentos vegetales. Su cuerpo no puede absorber este tipo de hierro tan fácilmente como el hierro de origen animal. La vitamina C se encuentra en muchas frutas y verduras, pero las coles de Bruselas son una de las mejores fuentes vegetales disponibles. Añadir incluso una o dos raciones de coles de Bruselas a su dieta unas cuantas veces a la semana le ayudará a cubrir sus necesidades de vitamina C.

  1. Puede reducir la inflamación

La inflamación es una respuesta inmunitaria normal, pero la inflamación crónica puede contribuir a enfermedades como el cáncer, la diabetes y las cardiopatías. Como se ha mencionado anteriormente, las coles de Bruselas son ricas en antioxidantes, que pueden ayudar a neutralizar los radicales libres que pueden promover la inflamación. Una dieta rica en verduras crucíferas, como las coles de Bruselas, puede reducir la inflamación y disminuir el riesgo de enfermedades proinflamatorias.

  1. Fácil de añadir a la dieta

Las coles de Bruselas son un complemento saludable para cualquier dieta y son fáciles de incorporar a los platos de acompañamiento y a los entrantes. La gente suele disfrutarlas asadas, hervidas, salteadas o al horno.

Para una guarnición sencilla, primero se cortan los extremos de las coles de Bruselas. Mezclar los brotes con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta y asarlos en una bandeja de horno hasta que estén crujientes. También puede añadir coles de Bruselas a platos de pasta, tortillas o salteados para obtener una cena sabrosa y nutritiva.

Consejos para comprar coles de Bruselas

Cuando elija las coles de Bruselas, intente evitar las que estén blandas o se vuelvan amarillas. En su lugar, elija coles de Bruselas que sean firmes al tacto y de color verde brillante.  Puede guardarlos en la nevera hasta una semana.

En resumen

Las coles de Bruselas son ricas en fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes, lo que las convierte en una nutritiva adición a su dieta. También pueden tener otros beneficios para la salud, como la reducción de la inflamación y la mejora de la salud del sistema inmunitario. Añadir coles de Bruselas a una dieta equilibrada rica en frutas, verduras y cereales integrales puede tener un gran impacto positivo en su salud.

Puede interesarle: Dile adiós a la rutina con estas 7 ensaladas súper saludables ¡Una para cada día!

Síguenos en Google Noticias