Depresión, estrés crónico y violencia infantil: factores relacionados con el cáncer

violencia infantil

Constantemente surgen nuevos estudios sobre el cáncer, reconocido por ser uno de los principales causantes de muertes. Motivada a reducir estas fatales cifras, Elizabeth Blackburn, científica australiana galardonada con el Premio Nobel de Medicina en el año 2009, inició una investigación sobre la prevención y tratamiento del cáncer.

En ella, la científica comenta que la depresión, el estrés crónico y la violencia infantil también son factores que incrementan las probabilidades de desarrollar la enfermedad.

En este post te comentamos cuál es la relación de estos 3 factores, y cómo puedes evitarlos para llevar una mejor salud.

Depresión, estrés crónico y violencia infantil: relación con el cáncer

La científica australiana recibió el Premio Nobel por descubrir la telomerasa, una enzima que compone los telómeros durante la reproducción del ADN. Esta investigación la motivó a iniciar un nuevo estudio entorno a cómo los telómeros se relacionaban con prevenir o tratar el cáncer.

La conclusión del estudio arrojó que un acortamiento prematuro de los telómeros aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad. En este caso, estudió 3 factores que también representan un riesgo para desarrollar la enfermedad. Veamos por qué:

●       Depresión y estrés

Una encuesta global sobre salud mental ejecutada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), comprobó que existe una relación estrecha entre el desarrollo del cáncer y los trastornos mentales, específicamente depresión y estrés postraumático.

Igualmente, Blackburn también respaldó esta teoría al alegar que la depresión representa un factor agravante en cuanto a la reducción de los telómeros.

Incluso, un estudio realizado en Texas, dedujo que quienes tenían los telómeros más cortos y también padecían de un cuadro depresivo, presentaban una esperanza de vida no mayor a 30 meses. Caso contrario a quienes tenían telómeros largos y mínimo nivel de depresión, poseían 200 meses de supervivencia.

●       Violencia infantil

Aquellos pequeños que están constantemente expuestos a altos niveles de violencia, tienen los telómeros más cortos. Y, por ende, presentan un riesgo más elevado de enfermar tempranamente. De igual modo, también les afecta la inseguridad y la falta de recreación. Así como el estrés prenatal de su madre, los abusos sexuales o personales y los traumas infantiles.

Consejos para prevenir el cáncer cuidando estos factores

La principal medida es conservar los telómeros largos para prevenir el surgimiento de la enfermedad. Para ello, es importante seguir los siguientes consejos:

  • Mantener las emociones bajo control con la interacción social.
  • Llevar una alimentación saludable y un entrenamiento físico constante.
  • No permitir el acoso ni la violencia.
  • Buscar momentos de recreación y bienestar.
  • Descansar y dormir bien.

Mientras más saludable te encuentres, menor riesgo tendrás de sufrir esta enfermedad.

Fuente :  Global prevalence of past-year violence against children: a systematic review and minimum estimates. Hillis S, Mercy J, Amobi A, Kress H. Pediatrics 2016; 137(3): e20154079.