Bienestar

Perder peso con la meditación de atención plena (Mindfulness)

Con la llegada del verano, muchos de nosotros nos esforzamos por perder los kilos de más que hemos ganado desde principios de año. Las técnicas de atención plena (Mindfulness) pueden ayudarnos a deshacernos de esos kilos de más.

Los estudios confirman que la alimentación consciente puede ayudar a mantener un peso saludable. Según pruebas anecdóticas y algunas investigaciones existentes, las técnicas de mindfulness pueden ayudar a una persona a mantener o mejorar su bienestar físico y mental.

La atención plena: estar totalmente presente en el momento

Por ejemplo, la atención plena puede reducir los síntomas de ansiedad, mejorar el funcionamiento cognitivo e incluso mejorar la respuesta inmunitaria. El principio de la atención plena es muy sencillo: se trata de estar plenamente presente en el momento, centrando la atención en los estímulos externos y sus efectos en el cuerpo y la mente, mientras se aprende a reconocer y descartar los pensamientos inútiles. De este modo, el aprendizaje de técnicas de mindfulness puede ayudarnos a reducir los efectos del estrés y a recuperar más placer en las experiencias presentes.

Los investigadores han sugerido que la atención plena también puede ayudar a una persona en sus esfuerzos por perder peso. De hecho, un estudio realizado por los Hospitales Universitarios de Coventry y Warwickshire National Health en el Reino Unido, en colaboración con otras instituciones clínicas y de investigación, confirma estas y otras conclusiones similares.

Esta investigación es importante porque demuestra que la conducta alimentaria problemática puede mejorarse aplicando la atención plena. El equipo de investigación publicó sus resultados en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, una publicación de la Endocrine Society.

Permitir la toma de decisiones adecuadas sobre el estilo de vida

El equipo de investigación trabajó con 53 personas que participaban en un programa especializado de control de peso en los Hospitales Universitarios de Coventry y Warwickshire National Health.

De los participantes, 33 tomaron parte en al menos tres de las cuatro sesiones de entrenamiento de atención plena, que les enseñaron a practicar mientras comían.

Durante los seis meses siguientes, los participantes que asistieron a tres o cuatro sesiones de atención plena perdieron en promedio 3 kilogramos, mientras que los que sólo asistieron a una o dos sesiones de atención plena perdieron en promedio 0,9 kilogramos.

Además, en comparación con un grupo de control de 20 participantes que se habían sometido al mismo programa de control de peso pero sin sesiones de mindfulness, los que habían recibido un entrenamiento completo de atención plena perdieron en promedio 2,85 kilogramos más.

Atención plena: una mejor relación con la comida

Las encuestas realizadas a los participantes indican que el entrenamiento de atención plena puede ayudar a esta población a mejorar su relación con la comida. El mindfulness puede ayudar a las personas a cambiar y gestionar sus comportamientos alimentarios con mayor facilidad. Los que siguieron el curso dijeron que eran más capaces de planificar sus comidas por adelantado; y que se sentían más seguros a la hora de autogestionar su pérdida de peso en el futuro.

Perder peso meditando: una técnica al alcance de todos

La formación en atención plena puede organizarse en centros e impartirse por formadores certificados o incluso desarrollarse a través de herramientas digitales.

Este enfoque puede ampliarse fácilmente a una gran población. El mindfulness tiene un enorme potencial como estrategia para conseguir y mantener una buena salud y bienestar.

Puede interesarle: Combatir el cáncer a través del ejercicio: una ayuda que puede ser eficaz