Los efectos de la hipertensión no tratada en el cuerpo

Escrito por Lorena Molina Perez

Publicado el

Actualizado el

La hipertensión es una condición médica común que afecta a muchas personas en todo el mundo. Cuando la hipertensión no se trata, puede tener efectos perjudiciales en el cuerpo. La hipertensión no tratada también puede aumentar el riesgo de enfermedades multiples que contaremos a continuación.

- Publicidad -

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión es una condición médica caracterizada por una presión arterial alta. Esto significa que la fuerza ejercida por la sangre contra las paredes de las arterias es más alta de lo normal. Esta condición puede ser causada por varios factores, como un estilo de vida poco saludable, antecedentes familiares, el envejecimiento y ciertas enfermedades.

Los efectos de la hipertensión no tratada en el corazón

Uno de los órganos más afectados por la hipertensión es el corazón. Cuando la presión arterial es alta, el corazón tiene que trabajar más duro para bombear la sangre a través de las arterias. Esta sobrecarga de trabajo puede llevar a una hipertrofia cardíaca, una condición en la que las paredes del corazón se engrosan. Con el tiempo, esto puede provocar insuficiencia cardíaca, donde el corazón ya no puede bombear eficientemente la sangre a todo el cuerpo.

La hipertensión no tratada también puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Las arterias obstruidas por la acumulación de placas de colesterol pueden romperse, lo que resulta en un ataque cardíaco o un derrame cerebral. Por lo tanto, es esencial mantener una presión arterial normal para proteger la salud del corazón.

Los efectos de la hipertensión no tratada en los vasos sanguíneos

Además de afectar al corazón, la hipertensión no tratada puede dañar los vasos sanguíneos. La fuerza excesiva ejercida por la sangre puede provocar lesiones en las paredes de las arterias, lo que favorece la formación de placas de colesterol. Estas placas pueden estrechar las arterias y reducir el flujo sanguíneo hacia órganos vitales como el cerebro, los riñones y las piernas.

Cuando las arterias se estrechan, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades vasculares periféricas. Esto puede manifestarse con síntomas como dolor en las piernas al caminar, úlceras en la piel e incluso amputaciones en casos graves. La hipertensión no tratada también puede aumentar el riesgo de desarrollar aneurismas, que son dilataciones peligrosas de los vasos sanguíneos.

Los efectos de la hipertensión no tratada en los riñones

Los riñones desempeñan un papel crucial en la regulación de la presión arterial. Sin embargo, cuando la hipertensión está presente, los riñones pueden dañarse. La hipertensión no tratada puede causar nefropatía hipertensiva, una condición en la que los riñones no pueden filtrar eficientemente los desechos y el exceso de líquido de la sangre.

La nefropatía hipertensiva puede progresar hacia insuficiencia renal, donde los riñones ya no funcionan correctamente. Esto puede provocar la acumulación de toxinas en el cuerpo y desequilibrios electrolíticos. Las personas con insuficiencia renal pueden requerir diálisis o un trasplante de riñón para mantener su salud.

Los efectos de la hipertensión en el cerebro

La hipertensión no tratada también puede tener graves consecuencias en el cerebro. La presión arterial alta puede dañar los vasos sanguíneos en el cerebro, aumentando así el riesgo de accidentes cerebrovasculares. Cuando un vaso sanguíneo se rompe o se bloquea por un coágulo de sangre, una parte del cerebro puede quedar privada de oxígeno y nutrientes, lo que resulta en daño permanente.

- Publicidad -

Los accidentes cerebrovasculares pueden causar pérdida de función en diferentes partes del cuerpo, incluyendo parálisis, trastornos del habla y problemas de memoria. Por lo tanto, es crucial mantener una presión arterial normal para prevenir accidentes cerebrovasculares y lesiones cerebrales.

Los efectos de la hipertensión en los ojos

Los ojos también son sensibles a los efectos de la hipertensión no tratada. La presión arterial alta puede dañar los vasos sanguíneos de la retina, la parte posterior del ojo responsable de la visión. Esto puede resultar en una retinopatía hipertensiva, una condición que puede causar visión borrosa, hemorragias oculares e incluso pérdida de visión permanente.

Hipertensión no tratada consecuencias en el cuerpo
Foto: Freepik

En casos graves, la hipertensión no tratada también puede aumentar el riesgo de desarrollar glaucoma, una condición caracterizada por una presión intraocular alta. El glaucoma puede dañar el nervio óptico y provocar una pérdida de visión irreversible.

La hipertensión no tratada puede tener efectos perjudiciales en diferentes partes del cuerpo. Puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones, el cerebro y los ojos. Es esencial mantener una presión arterial normal adoptando un estilo de vida saludable, siguiendo las recomendaciones médicas y tomando los medicamentos recetados si es necesario. El manejo de la hipertensión puede ayudar a evitar complicaciones graves y proteger la salud en general.

5/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados