Las Flores de Bach : Una falsa “terapia natural”

Dentro del ramo de la homeopatía y tratamientos naturales se sitúan las terapias florales, destacando las Flores de Bach. Esta terapia que para muchos resulta costosa, puede tener un precio alrededor de los 40€ por consulta y los medicamentos 10€ aproximadamente.

Además de su elevado costo, un aspecto negativo que se ha resaltado sobre esta práctica es su falta de bases científicas que respalden su eficiencia. Continúa leyendo y descubre la verdad detrás de las Flores de Bach.

¿Qué son las Flores de Bach?

Las Flores de Bach son un tratamiento creado a base de esencias florales que combaten enfermedades psicoemocionales. El Dr. Edward Bach habló de la relación del estado de ánimo y las dolencias físicas y afirmó que para curar el cuerpo hay que curar el alma primero.

Aunque la homeopatía es una rama de la medicina que no ha sido estudiada, ni regulada completamente, las Flores de Bach resaltan como unos de las medicinas con menos fundamento en esta área.

No hay ningún estudio científico que respalde la influencia de las flores en el estado de ánimo, además, a pesar de que las flores si tienen principios activos usados en la fabricación de algunos medicamentos, las flores utilizadas por Bach para crear las esencias no poseen ningún principio activo.

¿Cuáles son los tratamientos?

En 1928 Bach creó las primeras 12 esencias, las cuales llamó “Curadoras”. Luego para 1935 la colección ya era de 38 infusiones distintas, creadas para atacar diferentes problemas anímicos. Los diferentes tratamientos son:

  • Tratamiento del miedo
  • Tratamiento del desinterés y de los pensamientos negativos
  • Tratamiento de la incertidumbre
  • Tratamiento del sentimiento de soledad
  • Tratamiento contra la desesperación
  • Tratamiento contra la angustia
  • Tratamiento para los que sufren por los demás

Polémica con respecto a su eficiencia

Los estados de ánimo pueden cambiar por múltiples factores externos, así que el efecto placebo de las Flores de Bach es una discusión fuerte. No hay ningún estudio científico que respalde su funcionamiento, en cambio un estudio realizado en el 2010, valida la posibilidad del efecto placebo al no dar resultados concluyentes.

Por otro lado, existe una falsa creencia de su funcionamiento debido a que la Organización Mundial de la Salud, incluyó las Flores de Bach dentro de las terapias naturales. Se ha malinterpretado la información que ha dado la OMS, como una aprobación de su funcionamiento y muchos defensores se valen de esto para respaldar su uso.

Lo cierto es que si decides probar con las Flores de Bach como terapia natural lo más recomendable es hacerlo en conjunto con la medicina tradicional. Ya que, aunque no hay ningún riesgo de toxicidad o de que sea perjudicial para tu salud, pero tampoco hay garantía de que vaya a curar alguna dolencia.