Nutrición

Descubra cómo los arándanos bloquean la acumulación de grasa

Los arándanos son una fruta realmente excepcional, tanto por su sabor como por sus beneficios para la salud. Además de sus beneficios para la salud del corazón, una investigación publicada en una importante revista científica sugiere que estas bayas también pueden ayudar a mantener un peso saludable.

Desde un punto de vista fisiológico, la acumulación de grasa en el tejido adiposo sirve para almacenar una gran cantidad de energía que posteriormente puede utilizarse para apoyar las funciones vitales durante los periodos de carencia alimentaria. Este ingenioso mecanismo se basa en la presencia de adipocitos, un tipo de célula que tiene la propiedad de poder acumular grandes cantidades de lípidos: ¡un adipocito puede crecer hasta 50 veces su tamaño!

El número de adipocitos aumenta gradualmente durante la infancia y la adolescencia y luego se estabiliza y permanece constante durante el resto de nuestra vida, en torno a los 30.000 millones de adipocitos por persona. Sin embargo, aunque el número de adipocitos no suele variar durante la edad adulta, estudios recientes indican que alrededor del 10% de estas células se sustituyen cada año.

Bloquea la multiplicación de las células grasas

La función de almacenamiento de los adipocitos está adaptada a un entorno en el que los alimentos son escasos y de difícil acceso. En nuestras sociedades modernas, se da más bien la situación contraria: tenemos un acceso fácil y casi ilimitado a una gran abundancia de alimentos, sin tener que hacer ningún esfuerzo real para disfrutarlos. Estas condiciones de abundancia favorecen, por tanto, el consumo excesivo de alimentos y la acumulación excesiva de grasa.

Cuando el exceso de grasa supera la capacidad de almacenamiento de los adipocitos, el tejido adiposo forma nuevas células a partir de adipocitos inmaduros, llamados preadipocitos. Esta hiperplasia adiposa, que suele observarse en las personas obesas, puede multiplicar por 10 el número de adipocitos y tener graves consecuencias para la salud.

En efecto, los adipocitos no son sólo almacenes de grasa: estas células también segregan una multitud de factores inflamatorios perjudiciales para el funcionamiento del organismo, que conducen al desarrollo de diversas patologías graves, como las enfermedades cardíacas, la diabetes de tipo 2 y ciertos tipos de cáncer. Por lo tanto, mantener un peso saludable no sólo consiste en no sobrecargar las células grasas ya presentes en nuestro cuerpo, sino, igual de importante, en evitar la producción de nuevas células grasas que agravarán estos riesgos para la salud que supone el exceso de peso.

Los arándanos, un delicioso aliado para perder peso

No es necesario decir que la reducción de la ingesta calórica, combinada con una actividad física regular, sigue siendo la mejor manera de mantener un peso saludable. Sin embargo, es interesante señalar que ciertos alimentos podrían ayudar a restringir la acumulación de grasa al bloquear específicamente la transformación de los preadipocitos en adipocitos maduros. Por ejemplo, un estudio demuestra que la adición de polifenoles de arándanos a los preadipocitos bloquea su maduración en adipocitos y la acumulación de grasa que acompaña a esta transformación. Estos resultados concuerdan con observaciones anteriores que muestran que los animales cuya dieta contenía polifenoles de arándano tenían una menor proporción de grasa a nivel abdominal.

¡Los arándanos no han terminado de sorprendernos!

También puede interesarle leer: Protege la salud del corazón con frutos secos ¿Cuántos hay que comer?

 

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.