La muerte tiene un olor particular, según estudio ¿A qué huele?

La muerte es algo que en muchas culturas tiene muchos misterios, creencias y rituales a su alrededor. En ocasiones, incluso se utiliza la frase «huele a muerto» y sí, la muerte tiene un olor particular, según reveló un estudio británico.

Un grupo de científicos asegura que después que una persona muere, hay un olor que se intensifica y puede causar ansiedad a quienes lo perciben. La revelación la hicieron en el último Festival de Ciencia Británico.

Según el estudio de Arno Wisman, el olor se asemeja al de la hierba recién cortada, y puede llegar a ser placentero para muchas personas. Este aroma comienza a flotar en el aire al instante en que la persona fallece. Y muchas personas, cuando huelen este olor, están listas para abandonar el lugar rápidamente; incluso puede darse también para los animales.

Este descubrimiento puede ser realmente útil para los cuerpos forenses y las autoridades, en investigaciones para encontrar cadáveres con muerte reciente.

El olor que tiene la muerte, proviene de la liberación de una sustancia como el hexanal. La cual se segrega antes de la multiplicación de la bacteria responsable de la descomposición del cuerpo.

También te puede interesar leer: Sobrepeso y muerte prematura: un estudio confirma relación