BienestarGuía de plantas medicinalesMedicina naturalNutriciónSalud

La chía: cuáles son los beneficios para la salud y sus usos

La chía es una planta anual que se cultiva por sus semillas. Viene principalmente de México y pertenece a la familia de las Lamiaceae. En el campo científico, se llama Salvia hispanica. En el pasado, formaba parte de la dieta básica de los pueblos indígenas de América Central. De hecho, tiene un importante valor nutritivo. En los últimos decenios, también ha desempeñado un papel importante en el campo de la fitoterapia. En cuanto a su composición química, contiene flavonoides, fibras y macronutrientes como proteínas, glucosas y lípidos (ácido oleico, ácido linoleico y ácido palmítico). También es rico en oligoelementos y vitaminas. Entre ellos se encuentran el potasio, el magnesio, el calcio, el fósforo, el cobre, el zinc, el hierro, el manganeso y muchos otros.

Propiedades y usos en la medicina natural

Debido a su riqueza en nutrientes, chía es un verdadero aliado para los deportistas y las personas que siguen una dieta de adelgazamiento. Según los nutricionistas, es un excelente suplemento dietético. De hecho, es capaz de cubrir y satisfacer las necesidades nutricionales de todos. También tiene la capacidad de regular el apetito. Así, puede aniquilar cualquier sentimiento de hambre así como el deseo de azúcares y bocadillos.

Además, esta planta actúa sobre el sistema cardiovascular. Participa en la reducción de los niveles de colesterol en la sangre y estimula las funciones motoras del corazón y los vasos sanguíneos. Por consiguiente, participa en la prevención de los riesgos de la diabetes de tipo 2 y la hipercolesterolemia. Además, mejora la función del hígado.

Por último, la chía se utiliza en la composición de varios preparados cosméticos. De hecho, ayuda a mantener la salud de la piel y el cabello. Reduce los signos de envejecimiento de la piel, como la aparición de líneas finas, y protege eficazmente la piel contra todo tipo de agresión. A nivel capilar, nutre e hidrata el cabello seco y dañado.

Las formas galénicas

  • Semillas comestibles
  • Aceite vegetal
  • Cápsula

Consejos de uso

Las semillas de chía pueden utilizarse en muchas recetas culinarias: pudín, batidos, licuados, pasteles, ensaladas o cereales. Se recomienda una dosis diaria de 15 g o 2 cucharadas.

En cuanto al aceite vegetal, puede ser usado como aceite comestible. Sin embargo, nunca debe ser calentado, sino sólo usado para sazonar o acompañar sus platos. Para uso externo, puede aplicarse localmente sobre la piel o el cabello. Para ello, masajea suavemente las zonas a tratar con unas gotas de aceite vegetal.

Las cápsulas deben tomarse como parte de un estilo de vida saludable y equilibrado. La dosis habitual es de 1 a 3 cápsulas al día, que se deben tomar antes o después de las comidas.

Precauciones de uso

Las semillas de chía están contraindicadas para las personas alérgicas a las semillas y a los frutos secos. Además, se recomienda consultar previamente con un nutricionista o profesional de la salud para aprovechar al máximo sus beneficios.

También te puede interesar leer: Semillas de chía, alternativa natural para combatir el estreñimiento

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.