Semillas de chía, alternativa natural para combatir el estreñimiento

Semillas de chía en un plato
Semillas de chía, alternativa natural para combatir el estreñimiento

Desde que el estilo de vida saludable comenzó a tomar mayor importancia, las semillas de chía se convirtieron en un alimento destacado en las dietas. De hecho, ahora es posible encontrarlas en un sinfín de productos alimenticios dado sus valores nutricionales y sus variadas bondades.

Una de ellas es que es son aliadas perfectas para combatir el estreñimiento, gracias a sus compuestos.

Beneficios de las semillas de chía para el estreñimiento

Las semillas de chía han sido recomendadas para aliviar los problemas digestivos, entre ellos el estreñimiento, porque poseen un gran contenido de fibra. Este compuesto controla la flora intestinal, barriendo todos los desechos que el organismo no necesita.

Además, tienen la capacidad de incrementar el volumen del bolo fecal, llevándolo a ser más voluminoso y ligero. Igualmente, contienen “mucílago”, compuesto vegetal responsable de controlar el tránsito intestinal, ayudándote a regular el apetito continuo.

De allí, que el consumo regular de semillas de chía en la dieta diaria sea tan recomendable para combatir problemas digestivos. Principalmente, el estreñimiento.

Consejos para consumir semillas de chía para aliviar el estreñimiento

Si bien es un componente sumamente beneficioso para la salud digestiva, debes aprender a consumirlas de forma correcta. De lo contrario, podrían ocasionar efectos adversos en tu organismo. Así que considera los siguientes consejos:

●       Aumenta el consumo de agua

Para aprovechar los beneficios de las semillas de chía es importante consumir suficiente agua, ya que estas semillas actúan favorablemente al absorber una gran cantidad del líquido vital, así concentran toda su fibra. Lo ideal es cumplir con el requerimiento diario de consumo de líquidos. Puedes ayudarte de infusiones y jugos naturales.

●       Comienza con una dosis mínima

Ten presente que cuando el organismo no está acostumbrado al consumo continuo de un alimento, suele hacer un efecto rebote. Para evitar esto, lo mejor es que inicies a consumir semillas de chía con una dosis mínima, es decir, 1 a 2 cucharaditas. Luego, cuando tu organismo comience a asimilarlas, puedes fijar una dosis máxima.

●       Varía su consumo

Hay diferentes alternativas para que consumas las semillas de chía. Por ejemplo, en batidos de vegetales o frutas, zumos de frutas, leche de almendras, postres saludables, ensaladas de frutas o vegetales, avena, cereales, yogur, entre otras. La clave está en combinar sus componentes nutricionales con otros alimentos saludables.

Ante todo, pon a remojar por un mínimo de 10 minutos las semillas de chía en un vaso de agua antes de consumirlas. ¡Dile adiós al estreñimiento con esta alternativa natural!