Guía de plantas medicinalesMedicina naturalSalud

La Angélica: Guía para el uso de esta planta en la fitoterapia

La angélica es una planta perenne, cultivada por sus tallos y peciolos acanalados, así como por sus semillas. Es nativo del norte de Europa y pertenece a la familia Apiaceae. Su nombre científico es Angelica archangelica o Archangelica officinalis. Gracias a su agradable olor, esta planta es un excelente condimento en el mundo de la alimentación. En el mundo de la medicina natural, desempeña un papel importante en el tratamiento de varias enfermedades. También contiene un gran número de ingredientes activos. Entre ellas se encuentran las cumarinas, el aceite esencial, los taninos, las resinas y los derivados de los terpenos.

Propiedades y usos en la fitoterapia

Angelica tiene actividad eupéptica. En otras palabras, facilita la digestión y evita las molestias digestivas. Al promover la eliminación de gases, ayuda a evitar la hinchazón, la flatulencia y la indigestión. Además, tiene la capacidad de estimular el apetito y es eficaz en casos de úlceras y espasmos gástricos e intestinales. También actúa sobre las funciones hepáticas. Facilita la evacuación de la bilis y estimula las secreciones pancreáticas.

Esta planta medicinal también tiene propiedades relajantes y sedantes. Con este fin, se utiliza para tratar diversas enfermedades relacionadas con los trastornos nerviosos. Además, ayuda a recuperar la motivación y la alegría de vivir en caso de fatiga mental y nerviosa. También es útil para reducir los ataques de ansiedad, el estrés y el insomnio.

Sus otras indicaciones terapéuticas son:

  • Reumatismo, artritis y neuralgia
  • Trastornos ginecológicos: menstruación difícil y dolorosa, falta de suministro de leche
  • Trastornos circulatorios
  • Enfermedades de las vías respiratorias: bronquitis, gripe, resfriados y tos.
  • Condiciones dermatológicas

Formas y preparaciones

En la fitoterapia, la angélica se utiliza en forma de aceite esencial, tintura madre, cápsula y té de hierbas o decocción a base de polvo o extractos secos.

Instrucciones de uso y dosis recomendadas

  • Té de hierbas:
    Para una taza, use de 1 a 2 cucharaditas de extractos secos y cúbrala con agua hirviendo. Deja que se haga la cerveza hasta 10 minutos y luego bebe de 1 a 3 tazas al día.
  • Cápsula:
    Tome 3 cápsulas por día con las comidas, con un gran vaso de agua.
  • Tintura madre:
    Tome 3 veces al día 20 gotas de tintura en un poco de agua.
  • Aceite esencial:
    Para uso externo, diluya unas gotas en aceite vegetal o en una crema cosmética. Luego masajea las áreas a tratar con la mezcla obtenida.

En la difusión atmosférica, es posible aprovechar sus propiedades calmantes.

Contraindicaciones y precauciones de uso

Angélica puede abortar. Por esta razón, su uso en mujeres embarazadas debe ser proscrito. Además, estos últimos, así como las mujeres en período de lactancia y los niños menores de 6 años no deben utilizarlo en su forma de aceite esencial.

También hay que añadir que esta planta contiene sustancias fotosensibilizantes. Por lo tanto, después de la aplicación en la piel, debe evitarse la exposición al sol o a los rayos UV.

Por último, su uso está contraindicado para las personas sometidas a tratamiento anticoagulante y también para las que son propensas a las hemorragias.

También te puede interesar leer: Astrágalo: para qué sirve esta planta y cómo usarla