Bienestar

Ashwagandha: una planta milenaria para potenciar tu salud

publicidad

La Ashwagandha es una hierba medicinal de origen asiático con múltiples nombres. Quizás la conozcas como withania somnífera, ginseng indio, o tomatillo del diablo. Lo importante es que esta planta es utilizada como estimulante de las funciones cerebrales, inmunológicas y metabólicas.

La Ashwagandha tiene propiedades adaptógenas. Es decir, contiene nutrientes que le permiten a tu organismo fortalecerse física y mentalmente ante circunstancias estresantes, por factores relacionados con  las emociones, cansancio y sobrepeso. De esta forma, se convierte en un energizante de efectos duraderos.

Menos cortisol

Cuando nos estresamos, aumenta la producción de la hormona cortisol en el cuerpo.  Esto puede generar cuadros de hipertensión, depresión, ansiedad, insomnio, úlceras gástricas, afecciones cardíacas y más.

Afortunadamente, la Ashwagandha puede suprimir el exceso de cortisol en el cuerpo, reduciendo los riesgos colaterales del estrés y mejorando el estado anímico en poco tiempo.

Corroboración científica

Los beneficios de la Ashwagandha han sido sometidos a pruebas científicas. Un estudio reciente reveló que personas que tomaron cápsulas de la planta tuvieron un descenso de casi 31% en los niveles de cortisol en comparación a otras que recibieron placebo.

El grupo favorecido con los resultados también mejoró su sueño, su energía física y experimentó un mejor funcionamiento de la glándula tiroidea, así como de su sistema inmunológico.

En cuanto a su función neuroprotectora, la Ashwagandha ha demostrado su efectividad en el tratamiento de enfermedades neurológicas; especialmente aquellas que afectan la concentración, la memoria y la capacidad de aprendizaje.

Witaferina y mayor deseo sexual

Además de ser antioxidante, la planta contiene una sustancia llamada witaferina que es antiinflamatoria y fortalece nuestras defensas ante posibles infecciones. Contrarresta inflamaciones en la espalda, las articulaciones y otras partes del cuerpo expuestas a los embates de los quehaceres diarios.

Como reguladora hormonal, la Ashwagandha  permite en los hombres elevar los niveles de testosterona. En este sentido, es eficaz en casos de disfunción eréctil, pues repotencia el deseo sexual y la fecundidad.

La planta, especialmente el extracto de su raíz, se toma en cápsulas una o dos veces diarias. Ante cualquier duda, simplemente consulta a tu médico.

 

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.