Nutrición

Las frutas recomendadas para evitar la aparición de la diabetes de tipo 2

Los investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard han publicado un estudio que muestra que comer ciertas frutas enteras (sin procesar) reduce el riesgo de diabetes de tipo 2 pero que, por el contrario, tomar zumo de fruta puede aumentar el riesgo.

Ya se han publicado varios otros estudios sobre la importancia de la fruta en la prevención de la diabetes de tipo 2, sin embargo, estas investigaciones no siempre dieron resultados claros. Por eso estos científicos han realizado un estudio para identificar mejor la influencia de cada fruta tomada por separado.

La diabetes de tipo 2 es una enfermedad metabólica muy común que afecta a 347 millones de personas en todo el mundo, según la OMS, que la califica de epidemia. Es una enfermedad que crece rápidamente, principalmente debido a malos hábitos como la comida basura o el sedentarismo. Los Estados Unidos están particularmente afectados por esta forma de diabetes, que genera costos muy significativos para su sistema de salud (el 20% del PIB estadounidense se dedica a la salud, según The Economist). Por lo tanto, cualquier medida que pueda prevenir y limitar los riesgos de la diabetes de tipo 2 es muy útil.

La diabetes de tipo 2 se caracteriza por la hiperglicemia, un alto nivel de glucosa en la sangre. La insulina es una hormona esencial en la regulación de los niveles de azúcar en la sangre. Entre otras cosas, permite que el azúcar «regrese» del torrente sanguíneo a las células del cuerpo. En el caso de la diabetes de tipo 2, las células son resistentes a la acción de la insulina. Otra causa de la diabetes es la producción insuficiente de esta hormona.

187.000 personas fueron seguidas durante 24 años

Investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard en el área de Boston (EE.UU.) han publicado su trabajo en el British Medical Journal (BMJ). Este estudio implicó el análisis de más de 187.000 hombres y mujeres.  En este grupo de personas, seguido durante 24 años, el 6% (12.000 participantes) tuvo o desarrolló diabetes tipo 2 durante el curso del estudio.

A lo largo del estudio, los investigadores interrogaron a los participantes sobre su consumo de fruta.

Arándanos, uvas, manzanas, peras, plátanos como prioridad para protegerse de la diabetes

El resultado mostró que el consumo de arándanos era la fruta que más reducía el riesgo de diabetes tipo 2 en un 33%. Otras frutas redujeron el riesgo en un 19%, como las uvas en un 19%, las manzanas y peras en un 14% y los plátanos en un 13%. Por otro lado, los melones y los zumos de fruta aumentaban el riesgo de diabetes de tipo 2.

El efecto muy beneficioso de los arándanos se explica por una alta concentración de ingredientes activos antioxidantes (por ejemplo, antocianósidos). Como la diabetes causa estrés oxidativo con radicales libres, los arándanos pueden actuar contra estas sustancias dañinas. Cada fruta tiene un perfil de nutrientes específico, lo que explica las diferencias en el riesgo de diabetes.

Fibra e índice glicémico

Otras dos explicaciones presentadas por los investigadores son la fibra y el índice glicémico. En primer lugar, la mayor presencia de fibra dietética en las frutas enteras que en los jugos jugaría un papel clave. La fibra ralentiza la absorción del azúcar en la dieta y, por lo tanto, tiene un efecto directo sobre los niveles de azúcar en la sangre. Además, cada fruta tiene un índice glicémico diferente; las frutas con un alto índice glicémico generan «picos» de insulina. Es importante saber que los jugos tienen naturalmente un mayor índice glicémico, porque la absorción es más rápida en el intestino, y el bolo alimenticio pasa más fácilmente del estómago al intestino durante la comida líquida.

El estudio no especificó si se trataba de jugos naturales o industriales. En todos los casos es preferible, si es posible, consumir jugos naturales, que generalmente son más altos en fibra. Recuerde también que los jugos pueden tener un alto contenido calórico y pueden provocar un aumento de peso, por lo que deben consumirse en cantidades razonables. Si estás acostumbrado a beber zumos puedes añadir semillas de lino, que son ricas en fibra.

Frutas enteras en lugar de jugos de fruta

Si sufre de diabetes de tipo 2 o como medida preventiva, es mejor comer frutas enteras en lugar de jugos, también se recomienda variar las frutas que se consumen diariamente, por ejemplo, comer varias frutas diferentes cada día como plátano, manzana, pera, uva, etc.

También puede interesarle leer: ¿Quiere mejorar el metabolismo? El magnesio es una de las respuestas

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.