El brócoli es antitumoral, antioxidante, rico en propiedades beneficiosas

Varios estudios han demostrado que la incidencia de ciertas clases de cáncer disminuye en las poblaciones que consumen regularmente determinados alimentos. El brócoli, además de estar indicado en cualquier dieta equilibrada y baja en calorías, es conocido desde hace mucho tiempo por sus propiedades anticancerígenas.

Antes de examinar el poder antitumoral del brócoli, recordemos las propiedades nutricionales de estas verduras. Son ricos en sales minerales, en particular calcio, hierro, fósforo y potasio. Contienen vitamina C, vitamina B1 y B2, fibra dietética (por este motivo están indicadas en casos de estreñimiento) y sulforafano, sustancia que impide el crecimiento de las células cancerosas, impide también el proceso de división celular con la consiguiente apoptosis (muerte celular) y ejerce una acción protectora contra los tumores intestinales, pulmonares y de mama. El brócoli combate la retención de líquidos ayudando al cuerpo a desintoxicarse y a eliminar los residuos. Son alimentos valiosos con extraordinarias propiedades curativas, entre ellas la reducción del riesgo de cataratas y la protección contra los accidentes cerebrovasculares.

Como hemos dicho antes, estos vegetales tienen un buen poder antitumoral y la confirmación se produjo justo en los días en que un importante estudio italiano publicado en Science y realizado por investigadores del Instituto Oncológico Europeo (IEO) de Milán ha vuelto a poner en el centro el gran papel de la prevención en el desarrollo de las enfermedades cancerígenas. El brócoli tiene realmente un poder antitumoral y si se consume con frecuencia puede ayudar a reducir el riesgo de contraer cáncer. Todo esto sucede gracias a una molécula (indol-3-carbinol) capaz de obstaculizar los genes patógenos.

Las propiedades anticancerígenas del brócoli

Estos vegetales, que pertenecen a la familia de las crucíferas, además de estar indicados en todas las dietas equilibradas y bajas en calorías, son conocidos desde hace mucho tiempo por sus propiedades anticancerígenas. La novedad es que un grupo de investigadores dirigidos por el científico italiano Pier Paolo Pandolfi, que trabajan en los Estados Unidos, han reconfirmado las propiedades del brócoli, explicando también su efecto protector. Sería una molécula capaz de «extinguir» un gen implicado en la aparición de varios tumores. Actuando sobre este gen con la molécula de indol-3-carbinol extraída del brócoli en el laboratorio, los científicos pudieron detener el crecimiento del tumor.

«Hemos identificado un nuevo e importante protagonista, que desencadena un mecanismo crucial para el desarrollo del cáncer, una enzima que puede ser inhibida con un compuesto natural presente en las crucíferas», explicó Pandolfi, director del Centro de Cáncer e Instituto de Investigación del Cáncer del Centro Médico Beth Israel Deaconess. Este mecanismo es también una especie de talón de Aquiles que podemos atacar con diferentes opciones terapéuticas».

El brócoli es antitumoral

No son las moléculas presentes en el brócoli las que actúan directamente sobre los mecanismos que desencadenan o no el crecimiento del tumor. La sustancia contenida en estos vegetales de color verde brillante, que tienen la forma de árboles en miniatura, es capaz de actuar sobre un conocido y poderoso gen oncosupresor: el Pten. Las células cancerosas muestran bajos niveles de este gen y el equipo dirigido por el investigador italiano ha tratado de entender si, al devolverlo a niveles normales, este anticancerígeno vuelve a realizar su acción.

De hecho, las investigaciones han demostrado que un gen implicado en el desarrollo de tumores, Wwp1, produce una enzima que inhibe la actividad anticancerígena de Pten, haciéndola ineficaz como onco-supresor. La pequeña molécula contenida en la crucífera (indol-3-carbinol) podría ser la clave para contrarrestar el efecto cancerígeno del gen Wwp1. De hecho, en el laboratorio, se ha demostrado que la molécula es capaz de desactivar este gen devolviéndole a Pten sus súper poderes de oncosupresor.

También puedes leer: Bayas de aronia, el antioxidante más efectivo del mundo