Dieta para el cerebro: alimentos que ayudan a mejorar la concentración

La nutrición es esencial no sólo para mantenernos vivos, sino también para que nuestro cuerpo y cerebro puedan realizar sus funciones y procesos adecuadamente. En particular, lo que comemos puede ayudarnos a mejorar nuestra memoria, nuestra capacidad de concentración y, en general, la forma en que utilizamos el «motor cerebral». La Dieta del Super cerebro, según informa Corriere.it, contiene una serie de instrucciones importantes a este respecto. Así que veamos qué se recomienda comer para mejorar la función cerebral en 21 días.

Qué comer en las dos primeras semanas

La Dieta Super cerebro se divide en tres semanas: en la primera (Fase de Desintoxicación) se recomienda el consumo en el desayuno de tostadas rellenas o sándwiches bien rellenos acompañados de un yogur o una bebida como café, leche, té o capuchino. En cambio, en el almuerzo y la cena, pescado o carne o huevos o una fuente de proteína vegetal acompañada de un plato de verduras condimentadas con aceite de oliva extra virgen y fruta.

En la segunda (fase de potenciación), a los platos mencionados deben añadirse cereales integrales (pan, galletas, palitos de pan), verduras y frutas de temporada, bayas, legumbres frescas o secas, pescado; frutas secas, yogur, kéfir, hierbas aromáticas (romero, salvia, orégano, etc.) y especias (cúrcuma, pimienta negra, curry, etc.), así como pescado como caballa, sardinas, arenque y salmón salvaje.

La tercera semana de la dieta del super cerebro

En la tercera fase de la Dieta Super cerebro (Forever Smart) se debe añadir a todo vino tinto y zumo de uva en temporada, pero también té Matcha (alternativamente Sencha), encurtidos y aguacate. Las bebidas alcohólicas deben consumirse lo menos posible, para reducir la pasta, el pan, el arroz, los bizcochos y los pasteles, todos ellos alimentos con un alto índice glucémico. Esta mezcla de comida y bebida, por lo tanto, maximiza la función cerebral y permite vivir mejor. ¡Los resultados también se pueden ver después de tres semanas de este esquema dietético!

Así es como la comida basura nos da una sensación de falso bienestar, causando daño a nuestro cuerpo

Todos somos conscientes de que la comida basura es mala para nuestros cuerpos, pero tendemos a comerla con demasiada frecuencia. Hoy sabemos que la comida chatarra, según los estudios, está diseñada para penetrar en nuestros cerebros. Hoy en día, la comida basura es una de las causas más comunes de la obesidad y puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes. Nuevas investigaciones indican que este tipo de comida también puede afectar negativamente a nuestra memoria. Las dietas incorrectas también se han vinculado al desarrollo de la demencia debido a la hipertensión y al colesterol que interrumpen el flujo de sangre al cerebro.

La sal y el azúcar se mezclan para hacer el sabor más atractivo

Las investigaciones confirman ahora que la comida basura puede evitar que las células cerebrales respondan adecuadamente a la insulina. Los sabores de esta comida de baja calidad, como los bocadillos por ejemplo, se mezclan artísticamente para dar al consumidor una experiencia de sabor muy agradable. Suelen ser alimentos que abundan en sal o azúcar. Los perros calientes, por ejemplo, gracias a una perfecta mezcla de salsas, aromas y crujientes, dan una excitante mezcla de sabores. Y también hay otros trucos nutricionales para hacer la comida basura aún más atractiva. Aquí es donde los productores de comida chatarra se vuelven particularmente astutos.

Cómo actúan con la insulina

Buscan y desarrollan exactamente la combinación correcta de azúcar, sal y grasa para estimular nuestro cerebro y crear una especie de adicción casi crónica. Lo mismo ocurre con los alimentos procesados que siempre deben evitarse. Comer un exceso de alimentos grasos y dulces puede aumentar el nivel de insulina en la sangre. Esto hace que los músculos, las grasas y las células del hígado ya no respondan a la hormona. Las investigaciones indican que someter al cerebro a una gran cantidad de insulina puede hacer que deje de responder a la hormona.

Esto, a su vez, limita su capacidad de pensar y crear nuevos recuerdos al afectar severamente su memoria. Por eso hoy en día se están realizando campañas para alentar a las personas a comer de forma consciente, eligiendo sólo alimentos de alta calidad y dando preferencia a los alimentos no procesados.

La comida basura es como un sedante que nos da una sensación de bienestar.

La comida basura actúa como una especie de sedante rico en sabor y destinado a darnos una sensación de bienestar mental, aunque no alimente nuestro cerebro en absoluto, por el contrario lo «contamina». Nos agobia y nos hace perder el deseo de hacer otras cosas. Nos hace más distraídos y somnolientos. En el peor de los casos también puede hacer que nos deprimamos. Por eso debemos tratar siempre de dedicar más tiempo a la cocina, evitando los alimentos preparados ricos en conservantes y potenciadores del sabor. Si desea conocer la lista de alimentos saludables para comer bien, siempre puede recurrir a un nutricionista que le aconsejará qué debe comer y qué alimentos debe descartar.

También te puede interesar leer: Dieta del ayuno nocturno: una estrategia para estar en forma