Salud

Artritis de rodilla: cómo prevenirla y aliviarla

Hay diferentes tipos de artritis, y es el tipo el que determina el tratamiento recomendado y la mejor manera de manejarlo.

La artritis de rodilla puede hacer que hasta el más mínimo paso sea doloroso. La inflamación, el dolor y la rigidez de la articulación son algunos de los síntomas que pueden aparecer cuando alguien padece esta enfermedad.

La articulación de la rodilla es una articulación de bisagra, llamada así por su movimiento similar al de la apertura y cierre de una puerta. La articulación está formada por tres huesos principales. Cuando dos huesos se juntan, cada uno está cubierto por una capa protectora de cartílago. Otras piezas de cartílago, llamadas meniscos, también sostienen la rodilla. Todas estas piezas protectoras del cartílago evitan que los huesos de la rodilla se rocen entre sí. Si esto ocurre, puede ser muy doloroso. Las tensiones diarias que sufre la rodilla y su potencial para lesionarse la convierten en una fuente frecuente de daños artríticos. Hay diferentes tipos de artritis, y es el tipo el que determina el tratamiento recomendado por el médico.

Síntomas de la artritis de rodilla

Los síntomas más comunes de la artritis de rodilla son:

  • crepitación, chasquido o crujido de la articulación de la rodilla con el movimiento.
  • dolor que parece estar relacionado con el tiempo y que empeora con la lluvia
  • rigidez
  • hinchazón
  • debilidad en la articulación de la rodilla que puede hacer que se doble.

El calor y el enrojecimiento de la articulación suelen ser síntomas de la artritis gotosa, pero estos síntomas pueden darse en casi cualquier tipo de artritis, dependiendo del grado de inflamación. Los síntomas de la artritis de rodilla suelen empeorar con el tiempo. Los síntomas de la artritis avanzada pueden incluir deformidades visibles en la articulación y rigidez que dificulta mucho el movimiento. Sin embargo, los síntomas graves de la artritis de rodilla pueden aparecer repentinamente.

Tipos de artritis de rodilla

Existen más de 100 tipos de artritis, algunos de los cuales son comunes en la rodilla.

  • Artritis reumatoide

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune. Esto significa que el sistema inmunitario del organismo ataca a las células sanas. Esta enfermedad hace que el cuerpo piense que el tejido sano, como el cartílago protector, es peligroso. Como resultado, el sistema inmunitario destruye y daña estos tejidos. Esto puede acabar destruyendo la articulación. La AR también puede provocar la inflamación de la articulación y el reblandecimiento de los huesos de la rodilla.

  • La artrosis

La artrosis es el tipo más común de artritis de rodilla. Se produce cuando el cartílago protector que cubre los huesos se desgasta. A medida que el cartílago se deteriora, los huesos de la articulación de la rodilla comienzan a rozarse entre sí. Esto conduce al desarrollo de espolones óseos en los extremos de los huesos. Los espolones óseos pueden ser dolorosos y limitar el movimiento de una persona.

  • Artritis por gota

La gota es una forma de artritis en la que se acumulan cristales de ácido úrico en las articulaciones, incluida la de la rodilla. El ácido úrico es un producto de desecho que se forma cuando los tejidos del cuerpo se descomponen. Los cristales son como pequeñas agujas en la articulación de la rodilla. Pueden provocar inflamación, dolor e hinchazón.

  • Artritis postraumática

Las viejas lesiones en la rodilla y las articulaciones circundantes pueden seguir afectando a una persona y causar artritis postraumática, un tipo de artritis que puede desarrollarse después de una lesión. La lesión provoca un mayor desgaste de la articulación de la rodilla, lo que da lugar a la artrosis. Puede haber una inflamación dolorosa de la articulación de la rodilla.

Causas comunes de la artritis de rodilla

Cada tipo de artritis de rodilla tiene diferentes causas.

  • La artrosis

Los médicos consideran que la artrosis es una enfermedad de desgaste, ya que el uso de la articulación de la rodilla acaba desgastando el cartílago. La artrosis suele aparecer después de los 50 años porque implica un uso excesivo.

  • Artritis gotosa

La artritis gotosa puede tener varias causas o factores de riesgo. Entre ellas se encuentran:

  • envejecimiento
  • antecedentes familiares de artritis gotosa
  • ser hombre, ya que la artritis gotosa es más común en los hombres
  • la obesidad, porque el sobrepeso aumenta la cantidad de tejido que puede convertirse en ácido úrico
  • tomar ciertos medicamentos.

La gota suele empezar en el dedo gordo del pie. La persona también puede tener cálculos renales y bultos bajo la piel.

Cómo aliviar la artritis en la rodilla

Los médicos suelen tratar los primeros signos de artritis con cuidados en casa para aliviar el dolor y evitar que los síntomas empeoren. Con el tiempo, la persona puede necesitar una medicación más fuerte o una intervención quirúrgica.

Atención domiciliaria

Estos son algunos ejemplos de cuidados caseros para la artritis de rodilla:

  • perder peso si es necesario
  • elegir el ejercicio de bajo impacto en lugar del de alto impacto
  • aplicar calor o hielo en la articulación de la rodilla para reducir la inflamación
  • realizar ejercicios de fisioterapia para fortalecer los músculos alrededor de la articulación y mejorar la flexibilidad
  • tomar analgésicos de venta libre
  • usar una rodillera o aplicar una venda elástica alrededor de la rodilla.

Terapias alternativas para la artritis de rodilla

Algunas terapias alternativas o complementarias también pueden ayudar a aliviar el dolor y otros síntomas.

He aquí algunos ejemplos:

  • Acupuntura: Un profesional inserta finas agujas en puntos específicos del cuerpo.
  • Balneoterapia: consiste en sumergir la articulación de la rodilla en agua mineral caliente de manantial.
  • Algunas personas utilizan una máquina de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) para aliviar el dolor. El aparato aplica una débil corriente eléctrica en determinados puntos de la piel.

Cosas que hay que recordar

Hay algunas cosas en las que una persona con artritis de rodilla debe pensar cuidadosamente.

Mantener la actividad: dejar de hacer actividad física puede provocar rigidez y debilidad muscular, así como una reducción de la amplitud de movimiento de la articulación.

Sin embargo, es importante descansar la rodilla durante las crisis y después del ejercicio.

Otras causas de dolor de rodilla

La artritis no es la única causa del dolor de rodilla. Algunas otras condiciones tienen síntomas similares.

Estos incluyen:

  • enfermedades que afectan a todo el cuerpo, como el lupus, o la sepsis, una infección grave
  • inflamación de las zonas que rodean la articulación, como los tendones.

Cualquier persona que tenga un dolor persistente en la rodilla, especialmente con hinchazón, debe acudir al médico.

También puede leer: Los Pies: prevención y tratamiento de las afecciones más comunes

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.