6 Razones para incluir alimentos crudos en la dieta diaria

Comer alimentos crudos y frescos se ha convertido en una costumbre muy popular para quienes desean llevar una nutrición saludable. Las opciones destacadas en esta dieta son frutas, vegetales, verduras, nueces y semillas.

Muchos especialistas afirman que consumir alimentos de forma natural y sin cocción resulta altamente provechoso para el cuerpo humano. Descubre a continuación interesantes razones para comer crudo varias veces a la semana:

Ventajas de comer alimentos crudos

1.     El cuerpo obtiene más energía

Consumir alimentos crudos brinda al cuerpo una instantánea fuente de energía debido a que sus nutrientes no son alterados, se mantienen intactos y se absorben completamente. Esta energía te dará la vitalidad para sentirte pleno y activo durante todo el día.

Además, disfrutarás de mayor concentración, oxigenación celular, sueño reparador, buena digestión y metabolismo adecuado para potenciar todas las funciones orgánicas.

2.     Sin inconvenientes de cocción

Cocinar los alimentos es la forma tradicional de consumirlos, pero no es tan saludable. Durante la cocción se pierden gran cantidad de minerales, vitaminas, enzimas y antioxidantes.

Aunque cocinar elimina las bacterias malas para el organismo, la mayoría de estas bacterias provienen de alimentos de origen animal. Para evitar este riesgo puedes comprar vegetales, frutas y verduras frescas o cultivarlas tú mismo.

3.     Los alimentos conservan sus moléculas

Cocinar afecta la estructura de los alimentos, otro factor importante es el calor que destruye sus moléculas. Los alimentos crudos se digieren fácilmente si comes la cantidad deseada con calma y masticando despacio. Así, el estómago no se esfuerza al realizar la digestión.

4.     Ayudan a bajar de peso

Comer fresco ayuda a perder peso sin siquiera notarlo, no se trata de hacer dieta, sino de llevar una vida sana en la que comes lo que quieras hasta quedar satisfecho y así ganas energía y vitalidad. Los frutos son naturalmente dulces, comerlos resulta muy placentero, las ensaladas, sopas, verduras de hoja verde se pueden comer a cualquier hora del día, y te harán sentir saciado sin aumentar el tamaño del estómago.

5.     Son fáciles de preparar

Otro de los motivos para consumir alimentos crudos es su practicidad, con solo lavar bien frutas, vegetales y verduras podrás preparar en minutos ricas ensaladas, sopas para un día frío, infinidad de emparedados, postres frutales y hasta añadir nueces a un tarro de yogurt natural.

Adecua esta dieta según tus preferencias y potencia tu salud combinándola con buena hidratación, ejercicios, luz solar. Notarás un mejor equilibrio en tu bienestar físico, mental, emocional y espiritual.

6.     Favorecen la expulsión de toxinas

Comer alimentos en su estado natural facilita la eliminación de toxinas en el cuerpo. Se aligera el trabajo del organismo en general limpiándose por sí solo y se reduce el riesgo de padecer enfermedades simples o crónicas. Si ya padeces alguna afección esta dieta estimula tu bienestar, disminuye el estreñimiento, fortalece el sistema inmune gracias a la adecuada administración de carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales.