Nutrición

Vegetales crucíferos y sus propiedades para prevenir el cáncer

¿Existen maneras de prevenir el cáncer? Varias investigaciones advierten sobre las ventajas de algunos tipos de alimentos por sus efectos protectores anticáncer. A la cabeza de esta lista están los vegetales crucíferos y de ellos te hablaremos en este artículo.

Los crucíferos tienen compuestos que protegen contra los carcinógenos, ya que generan un proceso natural de desintoxicación en el organismo. Aportan fitonutrientes que mejoran tu salud de manera integral, además de evitar la aparición y progresión de los cánceres de mama, colon, próstata, tiroides, cuello uterino y otros más.

Ventajas de comer crucíferos

Los compuestos que naturalmente tienen crucíferos como el brócoli, coles, berros y rúcula ayudan a equilibrar los estrógenos en tu cuerpo y a combatir el ataque de los químicos causantes del cáncer. Varios estudios médicos lo confirman.

Por ello es buena idea incluir más vegetales crucíferos en tu dieta y si tienes jardín puedes animarte a cultivar algunas de ellas para que no te falten en casa. La lista de este tipo de alimentos incluye, además de las ya mencionadas, el rábano picante, col rizada, coles de bruselas, coliflor, bok choi, brócoli rabe, brócoli romanesco, brócoli chino, col china, coles verdes, nabos, colmillo, rutabaga, tatsoi, mizuna y mostaza.

¿Por qué son tan saludables?

Lo que hace a las verduras crucíferas particularmente saludables es la gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes que contienen. Y también los compuestos bioactivos que los investigadores han encontrado en ellas.

Estos compuestos son responsables de prevenir el cáncer. Se trata de los glucosinolatos, los cuales se convierten en indol-3-carbinol (I3C) y diindolilmetano (DIM) una vez que entran a nuestro organismo.

Los científicos resaltan que una dieta baja en los fitonutrientes que se encuentran en los crucíferos pudiera elevar las posibilidades de que el cáncer se abra paso en el organismo. Básicamente, estos vegetales son un escudo ante los cancerígenos presentes en el entorno.

Protección contra las toxinas ambientales

Al neutralizar las toxinas dietéticas y ambientales, las crucíferas mejoran nuestras defensas contra  el cáncer.

Una de estas toxinas que han sido señaladas como cancerígenas son los xenoestrógenos, los cuales se hallan en los plásticos que almacenan comidas y bebidas. También están presentes en químicos industriales y plaguicidas.

Cuando estos compuestos perjudiciales se instalan en el organismo, pueden desencadenar o acelerar el cáncer, ya que intentan imitar los estrógenos naturales. Entre los xenoestrógenos más tóxicos están el PCB o bifenilos policlorados.

Numerosas investigaciones demuestran que es posible lograr un mayor efecto protector contra ellos simplemente comiendo suficientes cantidades de los fitoquímicos saludables presentes en  las verduras crucíferas.

Maria De Angeles

Después de estudiar la naturopatía, que es su pasión, continúa su trabajo con éxito; también ha participado en periodismo en el sector de la salud natural y colabora de forma independiente con editores on line sobre una base ad hoc. Ella se especializa en el campo de la pérdida de peso y deportes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.