Nutrición

¿Has escuchado hablar de la megarexia? Entérate en qué consiste este trastorno alimenticio

Al hablar de trastornos alimenticios, solemos pensar en anorexia y bulimia, que son dos de los males más conocidos. Sin embargo, existen otras afecciones, como es el caso de la megarexia, que, a pesar de no ser conocida, sus efectos sobre la salud son igual de perjudiciales.

¿Qué es la megarexia?

Podríamos definirlo como el trastorno opuesto a la anorexia nerviosa. Las personas que sufren de megarexia son personas que padecen de obesidad, pero se ven a sí mismos como saludables, y delgados.

Sus hábitos son totalmente perjudiciales, ya que jamás hacen ejercicios ni siguen ningún tipo de dieta, sino todo lo contrario. Esto se debe a un alto nivel de distorsión que les hace sentirse orgullosos y satisfechos de su cuerpo, comparando el exceso de peso con fuerza, vitalidad y energía.

Señales de que una persona sufre de megarexia

Si bien es una condición que afecta seriamente la salud de quienes la padecen, no ha sido catalogada como enfermedad. Actualmente, existe un porcentaje de aproximadamente 500 millones de personas obesas en el mundo, y es posible que un gran número de estas personas sufran de megarexia no diagnosticada.

¿Cuáles son los síntomas?

  • No conocen su peso real, y evita saber el peso exacto.
  • Evitan mirar su reflejo en espejos donde pueda ver su cuerpo completo.
  • Visten ropas holgadas en todo momento, y aseguran que las prendas le quedan grandes.
  • Al momento de pesarse, aseguran que las básculas están dañadas al ver su peso real.
  • Suelen sufrir de mareos, dolores de cabeza y presión arterial baja.
  • A pesar de ser obesos, son personas desnutridas en muchos casos incluso anémicos a causa de la mala alimentación que llevan.
  • Evitan ser fotografiadas y comprar ropa, ya que al enfrentarse a la realidad que estas actividades llevan sufren un shock emocional que les lleva a deprimirse.
  • Suelen ser personas conflictivas, hostiles e intransigentes.

¿Cómo se inicia este trastorno?

Determinar el momento exacto en que este problema pasa a ser un trastorno es bastante difícil. Sin embargo, el origen se da en el cerebro, a causa de la desnutrición, este sufre daño que le hace perder conciencia de la realidad, llegando a distorsionar gravemente la imagen personal.

Otra situación que puede dar inicio a esta enfermedad, es a causa del deseo de sentirse fuerte, sano y bien nutrido. Al comer de manera exagerada, esta inicial subida de peso le hace sentir una sensación de orgullo.

El primer paso para tratar este trastorno, es que la persona acepte que tiene un problema de salud y que necesita la ayuda de un profesional, quien con ejercicios, una dieta saludable y terapia individual le ayude a recuperar un físico saludable.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.