Bienestar

Tenga cuidado con este fármaco: Paracetamol

Todos nosotros habremos tomado una tableta de paracetamol en algún momento, para bajar la fiebre o para deshacernos de dolores de cabeza u otras dolencias. El paracetamol, un ingrediente activo contenido en muchos medicamentos populares como el Tachipyrin, este medicamento se tiene la noción de que es “muy seguro”, por lo que es fácil de conseguir, por lo que es muy habitual el consumo entre niños y mujeres embarazadas.

Lo que no se ha dicho a ciencia cierta, es que este fármaco, tiene algunas contraindicaciones, especialmente para el hígado. En Australia, por ejemplo, los casos de intoxicación por paracetamol han aumentado en un 44% en los últimos diez años. Esto fue revelado por un estudio publicado en el Medical Journal of Australia, que analizó datos de admisiones hospitalarias, llamadas al centro de control de envenenamientos y registros forenses, para examinar envenenamientos, lesiones hepáticas y muertes relacionadas con la ingesta de paracetamol.

Entre 2016 y 2017 hubo más de 95.000 ingresos por problemas relacionados con la administración del conocido fármaco, un 44% más que en la década anterior.

Los casos de lesiones hepáticas causadas por el paracetamol se han duplicado, haciendo que el fármaco se sitúe a la cabeza de la lista de venenos de los que las autoridades sanitarias reciben informes.

La sobredosis puede ocurrir accidental o intencionalmente; las personas toman demasiado paracetamol debido a la creencia popular de que es “seguro”, o porque es un medicamento que se vende libremente. Además, la gente a menudo no sabe que el paracetamol se encuentra en diferentes productos para tratar resfriados, fiebre o dolor de varios tipos y por lo tanto pueden estar tomando, diferentes drogas que contienen paracetamol, exponiendo así al cuerpo a los riesgos de sobredosis.

Cuando se utiliza correctamente y en las dosis indicadas, el paracetamol no presenta ningún peligro particular para la salud, pero en caso de sobredosis los riesgos aumentan, especialmente para el hígado. Los síntomas de la intoxicación con paracetamol incluyen náuseas, vómitos y dolor abdominal e indican un daño hepático continuo que, en casos graves, puede llevar a la necesidad de un trasplante de hígado o a la muerte.

En Australia y muchas otras partes del mundo, el paracetamol puede comprarse fuera del circuito farmacéutico, por ejemplo, en los supermercados, en envases de 20 capsulas. No hay restricciones en el número de paquetes que una persona puede comprar y no hay necesidad de una receta médica.

En vista de los resultados, el estudio sugiere que el medicamento sólo debe utilizarse si es estrictamente necesario y, sobre todo, que deben considerarse las restricciones a la venta de paracetamol en Australia, como la reducción de la cantidad de capsulas en las tabletas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.