Salud mental: Sentirse bien con la comida a cualquier edad

La comida determina nuestro estado mental, ya que ciertos alimentos influyen en los neurotransmisores del cerebro. Dependiendo de la edad, el cuerpo necesita otros nutrientes para mejorar la salud mental.

La dieta juega un papel importante en la modulación de la salud mental. Según un estudio reciente de la Universidad de Binghamton, el efecto de la dieta en la salud mental depende de la edad. El cerebro continúa desarrollándose hasta aproximadamente los 30 años de edad, lo que puede explicar la diferencia en el control emocional, el pensamiento y la resistencia entre los adultos jóvenes y los adultos.

Fomentar los neurotransmisores antes de los 30 años, los antioxidantes después

Los investigadores pidieron a los participantes que completaran un cuestionario en línea sobre los grupos de alimentos asociados con la neuroquímica y la neurobiología. Los resultados mostraron que el estado de ánimo de los adultos jóvenes (18 a 29 años de edad) dependía de dietas que aumentaban la disponibilidad de neurotransmisores, como el consumo frecuente de carne. El deporte también tendría el mismo efecto, bajo ciertas condiciones.

La mentalidad de los adultos mayores de 30 años estaría más influida por los alimentos que aumentan la disponibilidad de antioxidantes (como la fruta). Además, el estudio encontró que en este grupo, el estado mental también dependía de la falta de alimentos que activan el sistema nervioso simpático, causando una reacción de lucha o huida (como el café, los alimentos con un alto índice glucémico o saltarse el desayuno).

Proteger el cerebro del envejecimiento

A medida que envejecemos, la formación de radicales libres aumenta. Por lo tanto, necesitamos una mayor ingesta de antioxidantes para contrarrestar este proceso. Un nivel demasiado alto de radicales libres perturbará el cerebro y aumentará el riesgo de desarrollar problemas mentales. Además, la capacidad de regular el estrés disminuye con el tiempo y, como resultado, la dieta, que estimula el sistema nervioso simpático, puede conducir al desarrollo de problemas mentales.

En resumen, es necesario adaptar la dieta según la etapa de desarrollo del cerebro para mejorar el estado de la mente.

 

Fuente:

Begdache L. et al. Assessment of dietary factors, dietary practices and exercise on mental distress in young adults versus matured adults: A cross-sectional study Nutr Neurosci