¿Montar bicicleta es dañino para la próstata?

Una duda común entre los practicantes del ciclismo, tanto de manera profesional, como por esparcimiento, es cuán negativa puede resultar esta actividad para la próstata e incluso para el tracto urinario bajo. Ciertamente, las ventajas de practicar este deporte son incontables, pero algunos factores podrían ser preocupantes cuando se ejerce de manera excesiva.

Múltiples ventajas

En primer lugar, es imposible desconocer las múltiples ventajas de montar bicicleta, que se han estudiado y validado durante mucho tiempo. Este gran ejercicio cardiovascular fortalece el corazón, por lo cual disminuye el riesgo de contraer enfermedades de este tipo.

Además, es ideal para estar en forma, ya que, en solo una hora podemos quemar hasta 500 calorías. Al practicarlo, usamos una variedad de músculos sin ejercer presión sobre las articulaciones, por lo que se define como un ejercicio de bajo impacto.

Confirmado por diversos estudios

Si piensas que este tema no se ha estudiado lo suficiente como para emitir un juicio, te equivocas. Porque ha sido punto de debate y de investigación durante muchos años, y aunque en algunos casos hay diferencias y desacuerdos, la conclusión ha sido la misma: No hay una injerencia importante sobre la práctica de este ejercicio que pueda resultar en afecciones de mayor magnitud.

No quiere decir esto, que dependiendo de cómo se practique y con qué frecuencia, no se desarrollen molestias o dolor en el área, como pueden suceder con otras prácticas deportivas similares tal como el hipismo, pero un importante número de especialistas en el área, han confirmado que no hay relación directa entre montar bicicleta y desarrollar una patología prostática.

Otras implicaciones

Frente a este punto, la diatriba en algunas investigaciones parte, radicalmente cuando este deporte se realiza de manera excesiva, cuando el practicante es un profesional que vive de montar bicicleta. Estudios han señalado que, ciertamente, el ciclismo puede ser causa de pérdida de la sensibilidad en el área del perineo y también de disfunción eréctil. Pero estos datos son tomados de personas que pueden llegar a montar hasta 400 km por semana, nada comparado con un paseo diario habitual, por recreación, esparcimiento, o salud.

Algunas recomendaciones

Lo importante al practicar este maravilloso ejercicio es tratar de estar cómodos, y de no hacerlo por más tiempo del que nuestro cuerpo nos dicte. Es importante utilizar sillones anchos y la nariz a la altura adecuada, realizar ciertos descansos para no forzar la zona perianal, y, por supuesto, acudir al especialista en caso de que ser necesario.