¡La salud del corazón es importante! Aplica estos consejos útiles para cuidarla

El corazón es un músculo vital para la existencia humana, ya que bombea la sangre que recorre todo el cuerpo oxigenando y nutriendo cada sistema del organismo. A diario ocurren miles de accidentes cardiovasculares que ponen en riesgo la vida de los pacientes. Y en la mayoría de los casos estos eventos cardíacos suceden por la acumulación de estrés en el sistema cardiovascular.

¿Cuáles son los hábitos que dañan la salud del corazón?

Si quieres tener una vida saludable, lo mejor es cuidar de tu corazón. Hay algunos hábitos que deterioran su funcionamiento normal y la vitalidad general del organismo. Por ello debes evitarlos a toda costa. Estos son los principales enemigos de la salud cardíaca.

  • El hábito de fumar. Esta costumbre incorpora tóxicos que entran a los pulmones y llegan al corazón.
  • Los elevados niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Estos incorporan lípidos que disminuyen la flexibilidad de las venas y las arterias.
  • Obliga al corazón y a todo el organismo a trabajar en exceso, generando estrés celular y otras enfermedades.
  • Hipertensión. Generalmente ocasionada por obstrucción arterial y disminución de la irrigación sanguínea.
  • Afecta el metabolismo general incluyendo al corazón.
  • Evita la liberación de toxinas y disminuye la resistencia cardíaca al esfuerzo físico.

Si además de mantener estos malos hábitos tienes antecedentes familiares con afecciones cardiacas, estás ante una bomba de tiempo. Es hora de ponerte en marcha y combatir costumbres poco saludables para lograr una buena salud integral.

¿Que se recomienda para mantener la salud del corazón?

No es tan difícil mejorar la salud del corazón y la resistencia física. Aquí te contamos algunos tips para lograr tu meta.

  • Abandona el hábito de fumar. Así lograras reducir los riesgos de sufrir un infarto casi de manera inmediata.
  • Olvídate de la sal. Con esta medida reduces la hipertensión arterial, así como la retención de líquidos. Además alivia la carga del corazón y proteges tus riñones.
  • Diviértete y relájate. Disminuye el estrés, ya que las tensiones pueden generar descargas de adrenalina que son causas de infartos en personas predispuestas.
  • Actívate. Aumenta la actividad física. Puede ser sólo caminar un rato cada día o hacer ejercicios de baja intensidad
  • Esfuérzate un poco por reducir las medidas de la cintura y eliminar las acumulaciones de grasas que conducen a enfermedades.
  • Come sano. Evita las frituras, come frutas, cereales y muchas verduras y no te olvides de tomar agua. La trillada frase de que somos lo que comemos es completamente cierta. Lo que comes da el material a tu cuerpo para vivir.

Si tienes en cuenta estas recomendaciones podrás cuidar la salud de tu corazón y sentirte bien por mucho más tiempo.