5 pilares de la dieta Kousmine para perder peso

Para bajar de peso hay muchas alternativas que pueden emplearse. Sin embargo, una de las que más se ha popularizado en los últimos años ha sido el método Kousmine desarrollado por la especialista rusa Catherine Kousmine.

Este régimen dietético nació porque Kousmine buscaba ayudar a su primer paciente con cáncer. Ella estaba convencida de que la dieta tenía una relación estrecha con una buena salud.

Por fortuna consiguió los resultados deseados: alargar la vida de su paciente, a quien le pronosticaron solo 2 años de vida, y logró vivir por 2 años más sin ninguna recaída gracias a esta dieta.

Así es como las recetas que componen la dieta Kousmine se han popularizado a gran escala en los últimos años, llegando a tratar enfermedades crónicas como el cáncer de mama. Además de esto, es capaz de ofrecer notables beneficios en la pérdida de peso.

5 pilares de la dieta Kousmine para adelgazar

1.      Reformular la ingesta de alimentos

La dieta Kousmine se basa en un reequilibrio de los alimentos a través de la integración en cantidad suficiente de los compuestos indispensables para el organismo. Es decir, granos integrales, vegetales, frutas y aceites ricos en ácidos grasos insaturados.

Además se debe eliminar el azúcar refinado, las proteínas y grasas animales, los alimentos ricos en aditivos y colorantes, y las comidas procesadas. Asimismo para fomentar una pérdida de peso saludable también es necesario minimizar el consumo de sal, alcohol y café, así como mantener la cocción correcta de los alimentos.

2.      Mantener una óptima higiene intestinal

Una persona sana debe generar movimientos intestinales por lo menos 2 veces al día. Sin embargo, algunos alimentos suelen obstaculizar este proceso, generando molestias como hinchazón, diarrea y estreñimiento.

Por eso para la dieta Kousmine la higiene del tracto digestivo es indispensable para que el organismo elimine las toxinas. Así que es importante comer en las horas correspondientes para no alterar el ciclo natural de higiene intestinal.

3.      Consumir suplementos dietéticos

Aunque la dieta Kousmine es un plan alimenticio saludable, antes de comenzarlo es posible que hayas tenido una alimentación errónea. Por tanto, es necesario cubrir las insuficiencias con el consumo de suplementos dietéticos. Estos reactivarán el metabolismo, lo que fomentará la pérdida de peso.

Eso sí, se recomienda la evaluación preliminar de un nutricionista para que sea él quien determine cuáles debes consumir.

4.      Mantener el equilibrio ácido – base

Es necesario asegurarse que el plan alimenticio adoptado sea rico en alimentos alcalinos y bajo en alimentos ácidos. Dicho en otras palabras, consumir más verduras, frutas y semillas. A su vez se debe limitar el consumo de productos lácteos, trigo, aceites refinados, chocolate, legumbres, carnes, entre otros.

5.      Inmunomodulación y cura de vacunas

De acuerdo a la Dra. Kousmine  es necesario efectuar una inmunomodulación (técnica para desensibilizar los alérgenos para balancear las afecciones respiratorias) y una cura de vacunas con el propósito de determinar un agente concreto de una patología y así reactivar una defensa inmunitaria normal.

Datos a considerar sobre la dieta Kousmine

La Dra. Kousmine establece que para deshacerse de los kilos de más es recomendable favorecer el consumo de proteínas vegetales. Por ejemplo, al mediodía puedes comer una ensalada de lentejas acompañada por una vinagreta de aceite de girasol y complementada con arroz integral.

De vez en cuando puedes consumir carne magra con verduras al vapor y para darle más sabor puedes condimentarlos con crema de budwig (abajo la receta). Y puedes cenar un filete de trucha al horno con verduras crudas y pan integral.

Receta de la crema de budwig

  • 4 cucharaditas de queso crema sin grasa.
  • 1 plátano maduro triturado.
  • 2 cucharaditas de semillas oleaginosas recién molidas.
  • 2 cucharaditas de cereales integrales recién molidos.
  • Semillas y granos enteros (sésamo, girasol, amapola, avena…).
  • Fruta de temporada (no cítricos).
  • Zumo de medio limón.
  • 2 cucharaditas de aceite de linaza.
  • 2 cucharaditas de miel.

Mezcla todos los ingredientes, exceptuando el jugo de limón, el aceite linaza y la miel. Con estos últimos 3 debes hacer una solución líquida y verterla en un recipiente con el resto de los ingredientes. Mezcla todo muy bien y ya tienes tu crema de budwig.

La dieta Kousmine no es un plan alimenticio común, por ello lo más recomendable es contar con la asesoría de un profesional.