3 cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de padecer cáncer de mamas

¿Cómo podemos prevenir el cáncer de seno? ¿Existen maneras de lograrlo? La respuesta contundente es sí. Aunque hay que hacer la salvedad que en el caso de las mujeres que portan los genes BRCA1 o BCRA2, asociados al cáncer de mama, las posibilidades son mucho mayores y las decisiones evidentemente son otras.

No obstante, la mayoría de las mujeres no portan estos genes, ni requerirán de una mastectomía doble preventiva como lo hizo Angelina Jolie para reducir las posibilidades de desarrollar en un futuro la enfermedad. Lo que sí podemos hacer es poner en práctica ciertos hábitos diarios que responden más a un estilo de vida saludable.

1.     Come alimentos de calidad

Esto no quiere decir que debas gastar una fortuna comprando lo más caro. Cuando hablamos de calidad nos referimos a alimentos naturales y nutritivos. Se aconseja entonces incluir en la dieta diaria aceite de oliva y más vegetales de hojas verde oscura en tus platos.

También debes consumir más frutas, verduras y grasas de calidad (oliva, nueces, aguacate). Diversos estudios demuestran el papel protector que tienen solo dos cucharadas por día de aceite de oliva contra el cáncer de seno. En contraposición, las comidas rápidas, bajas en nutrientes y muy procesadas están vinculadas con esta enfermedad.

2.     Evita ingerir hormonas para la menopausia

La medicación con hormonas durante la posmenopausia puede elevar los riesgos de desarrollar tumores mamarios, enfermedades del corazón y osteoporosis. Así que la recomendación es evitar la ingesta de ellas.

Las hormonas estrogenógenas, como las que contienen estrógeno y progestina, elevan el riesgo de padecer esta enfermedad. Por ello, si debes tomarlas por alguna condición médica, cuida que la ingesta no sea prolongada y consulta con tu médico sobre otras opciones.

3.     Bebe menos alcohol

Diferentes estudios bien sustentados advierten que tomar más de siete copas o vasos de bebidas alcohólicas por semana incrementan las posibilidades de sufrir cáncer de mama en las mujeres (recuerda que los hombres también pueden sufrir este tipo de cáncer).

La recomendación médica es restringir el alcohol a celebraciones y no beber más de dos vasos (ocho onzas) cada semana. Esta medida aplica también para el vino, que si bien ejerce un efecto protector en el corazón, no deja de ser alcohol.

No lo decimos nosotros, lo dicen los últimos estudios: mientras más bebes, más riesgo existe en el caso del cáncer de seno. Más de dos bebidas por día disparan la ruleta hasta en un 70%.

Es recomendable también acompañar estos tres hábitos con una mayor actividad física y con estrategias para sufrir de menos estrés, dormir mejor y controlar tu peso. Trata de dormir de 7 a 8 horas en las noches ¿Sabes cómo puedes lograr todo esto? Ejercitándote.

Hacer ejercicio te ayuda a controlar la insulina, regular el azúcar en la sangre y las hormonas del estrés, prevenir el insomnio y mantener un peso saludable. Todo en uno.