La diabetes es una enfermedad en la que se produce un aumento de los niveles de glucosa en la sangre debido a un déficit en la cantidad y, a menudo, en la eficacia biológica de la insulina, la hormona que controla la glucosa en la sangre.

En España hay al menos 5 millones de diabéticos: la diabetes de tipo 1 afecta a 500 mil personas, la de tipo 2 a más de 4 millones y medio.

Una gran proporción de personas con diabetes tipo 2 (alrededor del 30%) no saben que tienen la enfermedad.

Tres pasos para tratar de no contraer diabetes

Un estudio demostró que para las personas con alto riesgo de diabetes, sólo se necesitarían tres cosas para combatir la condición.

Perder 2 o 3 kilos. Mantener el peso logrado por lo menos durante dos años. Aumentar la actividad física para reducir a la mitad el riesgo de enfermarse.

Estos son los tres puntos que surgen del estudio publicado en la revista Jama Internal Medicine.

Realizada entre el Hospital Universitario de Norfolk y Norwich y la Universidad de East Anglia, la investigación muestra que es posible prevenir la diabetes con pequeños cambios en el estilo de vida.

El estudio

Los expertos hicieron un seguimiento de más de 1.000 personas con alto riesgo de contraer diabetes durante un promedio de ocho años.

Con un alto nivel de azúcar en la sangre en ayunas (valores entre 100 y 126 mg/dl de sangre), una condición llamada «prediabetes», el riesgo aumenta en alrededor del 50% de contraer una verdadera diabetes en sólo cinco años.

Algunos de los participantes perdieron de 2 a 3 kilos y aumentaron ligeramente sus niveles de actividad física, manteniendo sus resultados durante al menos dos años.

En comparación con el grupo de control que siguió llevando su vida habitual, los participantes que lograron perder un poco de peso y moverse más tuvieron un riesgo casi reducido a la mitad (-47%) de contraer diabetes.

En otras palabras, una de cada 11 personas de alto riesgo que hacen estos modestos cambios en su estilo de vida no padecerá diabetes.

«Hasta el momento, no había confianza en la eficacia en el mundo real de un programa de prevención de la diabetes tipo 2 basado en el estilo de vida de la población con prediabetes», explica uno de los coordinadores del ensayo clínico, Mike Sampson.

«Hemos demostrado un efecto significativo de esta intervención y somos muy optimistas en cuanto a que la pérdida de poco peso y el aumento de la actividad física en la vida real tiene efectos profundos en el riesgo de contraer diabetes», especifica.

«Este estudio tiene el mérito de destacar que es posible prevenir la diabetes en personas con alto riesgo de padecerla (prediabetes) con cambios leves pero duraderos en su estilo de vida», comenta Purrello, profesor de la Universidad de Catania.

«Una ligera pero constante pérdida de peso, pequeños pero permanentes cambios en los hábitos de comportamiento (caminar por las escaleras, aparcar lejos de su destino final, parar el sedentarismo incluso en casa cada una o dos horas) ayudan a prevenir la enfermedad», enfatiza.

También puede interesarle leer: Vida saludable: Estos 5 factores que te hacen ganar 10 años