¡Rebaja con el ayuno de 24 horas! 4 consejos que te ayudarán

Perder peso de manera lenta puede ser algo verdaderamente frustrante. Y es que todos queremos ver resultados rápidos y efectivos para mantenernos motivados y seguir adelante. Una manera de lograrlo es mediante el ayuno de 24 horas.

Este tipo de ayuno es intermitente y tiene efectos beneficiosos para la salud. Permite bajar de peso y reactivar el metabolismo para que tu propio cuerpo comience a quemar grasa de manera real. ¿Qué necesitas saber para ayunar de esta forma? Sigue leyendo y entérate.

¿Cómo ayuda el ayuno de un día?

Ayunar de forma intermitente es tomar un día de la semana o del mes para no comer durante 24 horas. Existen personas que prefieren practicar ayunos de 14 o 16 horas varias veces a la semana y alternados con ejercicios.

Existen estudios que avalan que, independientemente del tipo de ayuno que se escoja, esta restricción alimentaria genera efectos positivos en el organismo, ya que reduce los niveles de glucosa en la sangre y ayuda a las hormonas a regularse.

Este método también reduce la insulina, las ganas de comer y eleva la quema de grasa. Ayuda a desintoxicar el cuerpo, mejora la digestión y como incentiva la autofagia ayuda a deshacerse de células deterioradas y viejas. Además estabiliza el colesterol y la presión arterial.

4 consejos a tener en cuenta

Antes de comenzar a ayunar hay que tomar en cuenta algunos consejos que suelen pasar por alto los principiantes.

  1. Cuidado con los atracones. Después de ayunar la principal reacción instintiva es comer de más, abundante y con muchas calorías. Es cuando se nos olvida que debemos seguir una dieta saludable y baja en grasas. Así que lo primero que debes hacer es controlar lo que se come justo después de concluir el ayuno.
  2. La autodisciplina es importante. Si comienzas la restricción de alimentos a la hora del desayuno o en la cena deben retomarse las comidas al día siguiente a la misma hora y no antes de la hora establecida. Si el cuerpo responde con una crisis de hipoglucemia, debe detenerse el ayuno inmediatamente.
  3. Bebe agua y jugos. Están permitidas las bebidas sin calorías y sobre todo el agua, ya que te ayudará a depurar el organismo. Puedes tomar jugos de vegetales frescos, té o café, pero sin azúcar. Empieza el ayuno con la bebida que prefieras y acostúmbrate a mantener ese mismo ritmo cada vez que ayunes.
  4. Empieza poco a poco. No te desesperes. Ayunar no es sencillo al principio. Lo más recomendable es que comiences ayunando una o dos veces por semana durante 12 o 16 horas para ver la respuesta de tu metabolismo. Cuando te sientas bien, extiende la restricción de alimentos por un día y hazlo una o dos veces por semana si buscas perder peso saludablemente.

Si tienes en cuenta estas consideraciones podrás hacer un ayuno que resulte realmente beneficioso para tu organismo.