¿Quieres dejar de fumar? Combate este hábito trabajando en pareja

Si tu pareja y tú han decidido deshacerse del hábito de fumar ¡es el momento perfecto! Trabajar en equipo para lograr esta meta es de gran ayuda para ambos, ya que podrán brindarse apoyo mutuo para mejorar la salud. Las estadísticas señalan que luchar contra el tabaquismo en pareja triplica las probabilidades de éxito.

Sin embargo, también deben tener en cuenta que la recaída de uno de los dos puede afectar la fuerza de voluntad del otro. Así que hay que tener fuerza de voluntad para que entre ambos puedan alcanzar el objetivo.

Causas de las recaídas en la lucha contra el tabaquismo

Dejar de fumar es una tarea difícil, por lo tanto, es probable que ya lo hayas intentando antes sin lograrlo. La causa principal de las recaídas y el abandono de los esfuerzos por dejar de fumar residen en que no se tiene un apoyo y una motivación real.

Tener un compañero que te motive y a quien puedas motivar resulta no solo ideal, sino también vital en esta lucha. La fuerza de voluntad propia alienta a la pareja y la del compañero te llenará a ti de fortaleza. Intentarlo en compañía reduce la posibilidad de recaídas de manera considerable.

Trabajar en pareja por esta meta ayuda a sacar al cigarrillo del contexto cotidiano. Esto evita las tentaciones o al menos las reduce en la intimidad del hogar, elevando así las posibilidades de éxito.

Consejos efectivos

  • Consigue la pareja ideal. Si tu cónyuge fuma, ya tienes este punto resuelto, es solo cosa de motivarlo para comenzar. Si no es ese el caso, escoge algún amigo cercano o familiar que también esté decidido a enfrentar esta adicción y comprométanse a trabajar juntos.
  • Cambia el ángulo con que miras el cigarro. Conviértanlo en un juego, estableciendo desafíos. Pueden, por ejemplo, competir marcando quien disminuye la cantidad de cigarrillos diarios y premiar al ganador. Es probable que alguno haga trampa al comenzar, pero en los primeros meses ya estarán bajando el consumo diario de manera considerable.
  • Toma la iniciativa y trabaja la tolerancia. Cuando empiecen a abandonar el tabaco ambos estarán irritables, de mal humor, tal vez engorden y sufran ansiedad. Es el momento de apoyarse emocionalmente y de ser quien toma la decisión de dejar el momento atrás y acercarse a una vida saludable.

Combatir el tabaquismo hasta vencer el hábito es posible si confías en la motivación de tu compañero y en tu fuerza de voluntad, que te traerá como consecuencia un estilo y calidad de vida mucho más saludable.