Negación del embarazo: Ser madre sin saberlo

La negación del embarazo o embarazo críptico es una condición psicológica que mantiene a la mujer gestante en plena omisión de su estado. Aunque parezca descabellado, esta es una realidad para muchas mujeres alrededor del mundo. Sigue leyendo para saber más del tema.

¿Qué es la negación del embarazo?

Médicamente se trata de un trastorno de salud mental en el que una mujer que se encuentra embarazada niega su embarazo. En términos simples, hay un embarazo físico, pero el embarazo psíquico no existe en mujeres con este fenómeno.  Sin embargo, la negación es inconsciente ya que además no hay signos habituales de embarazo que puedan dar cuenta de su estado actual.

Síntomas

En general, no hay síntomas específicos que puedan ayudar a detectar de forma temprana este fenómeno, pero en general se caracteriza por:

  • Embarazo invisible: sin sintomatología de embarazo. No hay vientre abultado, ni aumento de peso, náuseas, o vómitos.
  • Menstruación presente: durante la negación del embarazo, el propio cuerpo decide ocultar el embarazo. Por lo tanto, los sangrados no se interrumpen.

Causas

La comunidad científica se ha esmerado por determinar las causas que pudieran desencadenar este fenómeno psiquiátrico. Sin embargo, al ser una patología mental, las razones suelen ser personales y no se pueden generalizar.

Pero, los siguientes factores pueden causar una negación del embarazo:

  • La pobreza
  • Problemas emocionales
  • Una relación con el cuerpo y la sexualidad indefinida
  • Incertidumbre sobre el deseo de un niño
  • Trauma relacionado con el pasado o el presente

Consecuencias

En aquello casos donde la negación es parcial, puede persistir la negación incluso si descubre que está embarazada. Para este tipo de casos las consecuencias pueden llegar a  solicitar la interrupción del  embarazo u optar por el abandono del niño al nacer.

¿A quién le puede ocurrir?

No existe un perfil típico de la mujer que pueda verse afectada. Es más, este fenómeno pueden padecerlo todas las mujeres en cualquier edad, incluso a aquellas que piensan que son estériles o menopáusicas.

La negación del embarazo es un trastorno psiquiátrico, y por tal motivo debe estar libre de estigmas, rechazo y señalamiento hacia la mujer que lo padece. Seamos más conscientes, prestemos ayuda necesaria a quien lo necesite para lograr disminuir las consecuencias.