Bienestar

La asexualidad: una difícil orientación

La asexualidad es una de las orientaciones sexuales que aún representan un tabú en la sociedad actual. Pocos hablan de ella y al mismo tiempo, existen muchos mitos alrededor de esta forma de ser. Si continúas leyendo, conocerás más sobre el tema.

¿En qué consiste la asexualidad?

La asexualidad es una orientación sexual, donde se experimenta poca o nula atracción física, romántica o erótica. Es importante entender que la asexualidad está lejos de ser algún tipo de abstinencia. Ya que no está en lo absoluto vinculada con cultura o religión. Los asexuales, no eligen no tener sexo, simplemente no les importa.

Los grados de asexualidad

No todos los asexuales son iguales, de manera que pueden clasificarse de la siguiente forma:

  • Medio sexo: son asexuales que pueden sentir deseo sexual en ocasiones
  • El gris sexual: personas que raramente sienten deseo sexual
  • Akoisexuales: su deseo sexual desaparece cuando es recíproco
  • Aceflux: su atracción sexual varía con el paso del tiempo

¿A qué se debe la falta de deseo?

Las personas asexuales carecen de libido. Sin embargo, es un error confundir esta orientación con la anorgasmia. No existen estudios consistentes que nos indiquen las razones reales, ya que, en efecto, es difícil de determinar, al igual que la homosexualidad y otras orientaciones.

Los asexuales pueden tener relaciones sexuales, pero no disfrutan de ellas. En su caso, la única opción sobre la mesa, es la masturbación (Aunque muchos deciden no hacerlo).

La asexualidad y las relaciones

Las personas asexuales pueden tener una vida normal en cuanto a relaciones se refiere, solo que, en la mayoría de los casos, es casi inexistente el acto sexual. Esto quiere decir que pueden enamorarse, e incluso demostrarlo en otras formas de relaciones íntimas. De hecho, las mujeres asexuales, pueden sentir la necesidad de tener hijos, de manera que mantienen relaciones sexuales con este fin.

La asexualidad no es un trastorno psicológico

A pesar de que muchos piensen que es así, la asexualidad no es un trastorno mental. Esto no impide que se les dificulte mucho conseguir pareja, en vista de que uno de los pilares fundamentales de una relación es el sexo. De modo que, es común que muchos de ellos prefieran vivir de manera solitaria, lo que puede ocasionar depresión.

Tampoco se trata de un problema moral

Al hablar sobre asexualidad, es importante acotar que estas personas, no presentan ningún tipo de resentimiento contra el sexo, simplemente no están interesadas en él.

¿Cuáles son las señales?

Hay diferentes maneras de saber si somos asexuales. Checa los siguientes detalles:

  • Si no fue del todo emocionante un primer beso
  • No sentir deseo sexual por tu pareja a pesar de estar enamorado/a
  • No sentir interés por personas atractivas
  • No te sientes interesado en el sexo en general
  • Su enfoque en una relación está más vinculado con las actividades que pueden hacer juntos, como viajes o metas, sin tener en mente ningún tipo de acercamiento sexual

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.