Salud

7 consejos para eliminar la hinchazón después de una comida abundante

¿Tiene la barriga hinchada después de todas esas comidas navideñas? Siga estos consejos de los expertos en salud para aliviarse.

¿Las fiestas sacan su lado más goloso? Suele ocurrir y es posible que acabe su cena festiva con la sensación de tener la barriga hinchada de tanta comida. ¿Siente que su estómago se ha triplicado? Tenga la seguridad de que no es el caso. Es más bien como la gasolina. Esto se debe al exceso de aire o gas en el tracto gastrointestinal. Cuando comemos, los carbohidratos se descomponen y sus fibras se fermentan, produciendo gases que se expanden, lo que puede provocar hinchazón.

Por muy desagradable que sea, no suele ser algo de lo que preocuparse. La hinchazón no suele ser un signo de nada grave, sobre todo si sólo se produce después de comidas copiosas. Sin embargo, si se trata de un problema crónico, acuda a su médico para descartar un problema más grave. Si sufre de hinchazón frecuente, siempre es una buena idea discutir el asunto con un médico o dietista para determinar la causa raíz y descartar cualquier condición médica subyacente.

Pero incluso la hinchazón más cotidiana puede provocar un dolor. La buena noticia es que no tiene que sentarse a esperar a que pase. Siga estos siete consejos rápidos para deshacerse de la hinchazón y volver a la alegría de las fiestas.

  1. Manténgase hidratado

Beber agua es probablemente lo último que quiere hacer cuando siente que su barriga está a punto de explotar. Pero la hidratación es muy importante para minimizar la hinchazón, ya que mantiene todo el tracto digestivo en movimiento, lo que es esencial para una evacuación intestinal regular, y el estreñimiento y la hinchazón suelen ir de la mano.

La hinchazón suele ser el resultado de la ingesta de alimentos con alto contenido en sal. El sodio provoca hinchazón, probablemente porque causa retención de agua. El objetivo de beber agua después de una comida es compensar este sodio y animar al cuerpo a eliminar líquidos. Aunque pueda parecer contradictorio, beber agua puede ayudar a reducir la hinchazón al eliminar el exceso de sodio del cuerpo. Otro consejo es asegurarse de beber mucha agua antes de la comida. Este paso ofrece el mismo efecto reductor de la hinchazón y también puede evitar que se coma en exceso.

  1. Utilizar el té

Para evitar la hinchazón, tome té de menta, jengibre o hinojo. Estos tés tienen diferentes propiedades, que pueden relajar el tracto digestivo y aliviar la hinchazón y los gases. La menta puede ayudar a aliviar la hinchazón porque relaja los músculos que intervienen en la expulsión de los dolorosos gases digestivos. Pero no tome té de menta si tiene la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) o una hernia de hiato, ya que puede ser contraproducente y hacer que los ácidos del estómago regresen al esófago. En su lugar, considere el té de jengibre, ya que investigaciones anteriores han demostrado que puede ayudar a acelerar el vaciado gástrico. El hinojo es otra buena opción. De hecho, se ha demostrado que ayuda con una serie de problemas estomacales.

  1. Dar un paseo

En lugar de ir directamente al sofá después de una comida pesada, póngase en movimiento. Dar un pequeño paseo puede ayudar a estimular la motilidad gástrica y reducir la hinchazón. Las investigaciones han demostrado que un paseo después de la comida ayuda a acelerar el vaciado gástrico. Cinco o diez minutos deberían ser suficientes para ayudarle a encontrar alivio. Y más aún si el ejercicio forma parte de su rutina. El ejercicio regular puede ayudar a mantener tonificadas las paredes del intestino grueso para que las heces pasen con facilidad.

  1. Relájese en una postura de yoga

Una vez que haya eliminado el postre, busque un espacio para dar a su cuerpo un buen estiramiento. Las posturas de yoga suaves, como la postura del niño o la del gato/vaca, pueden ayudar a aliviar las molestias abdominales asociadas a la hinchazón. Mantenga cada postura durante cinco respiraciones profundas (inhalando por la nariz y exhalando por la boca), y siga repitiendo hasta que sienta cierto alivio. Permita que su vientre se expanda completamente con cada respiración. Esto activa el sistema nervioso parasimpático de su cuerpo, o modo de descanso y digestión, que es calmante y le permitirá digerir mejor los alimentos.

  1. Reduzca su consumo de alcohol

Puede que tenga la tentación de tomar otra copa después de cenar, pero esto no ayudará a tu estómago hinchado. El alcohol puede ralentizar la digestión y aumentar la retención de líquidos. Al principio, el alcohol hace que se quiera orinar más, y puede acabar deshidratando el cuerpo. La deshidratación hace que el cuerpo retenga agua, lo que da lugar a un vientre hinchado. Así que, por ahora, evite el digestivo post-prandial (o sólo tome uno). En definitiva, para limitar la hinchazón, lo mejor es limitarse al agua.

  1. Evite masticar chicle

Tragar demasiado aire puede provocar hinchazón y gases. El aire extra entra en su sistema si come o bebe demasiado rápido, si toma bebidas con gas o si mastica chicle. Si este aire queda atrapado en el colon o en el intestino delgado, acabará sintiéndose hinchado y con gases. Evite masticar chicle durante las fiestas para no añadir aire extra a su cuerpo.

  1. Evitar las bebidas con gas

Puede que piense que tomar una bebida gaseosa o un refresco lo hará sentir mejor al provocar eructos, pero sólo añade gases a su sistema. Son las burbujas las que lo hacen. Cuando quedan atrapados en el vientre, la persona se hincha.

También puede leer: Estilo de vida saludable, la clave para combatir el Alzheimer

Síguenos en Google Noticias