Lo que desde un inicio se conocía sobre las mascarillas quirúrgicas, es que luego de 4 horas de uso, estas deben desecharse. Sin embargo, varios científicos descubrieron que estas no pierden su eficacia de filtrado aunque se laven en lavadora.

Este descubrimiento fue hecho por Philippe Cinquin y los investigadores del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS). Ellos lavaron hasta 10 veces unas mascarillas quirúrgicas, usando detergente, y algunas veces agua a 60°C; luego de esto, notaron que seguían teniendo una capacidad alta de filtrado.

En otra investigación, Philippe Vroman, profesor-investigador de la Escuela Nacional de Artes e Industrias Textiles (ENSAIT) de Roubaix (Norte), descubrió que luego de 5 lavadas, las mascarillas que utilizaron, perdieron su carga electrostática. Pero aún tenían una mayor capacidad de filtrado que las de tejido garantizadas.

Sin embargo, no todos opinan lo mismo al respecto. La Agencia Nacional para la Seguridad de las Drogas comunicó su oposición sobre el tema y a la reutilización de las mascarillas quirúrgicas; a través de una circular recordaron la prohibición de volver a esterilizar «el equipo médico-quirúrgico no reutilizable, dados los riesgos inherentes a esta práctica». Debido a esto, Philippe Cinquin no podrá continuar sus pruebas para demostrar la eficacia de la reutilización después de varios ciclos de lavado.

Por ahora, lo ideal es continuar siguiendo las normas oficiales y evitar cualquier otro tipo de práctica; de esta forma se evita cualquier error, hasta no tener información verificada.

También te puede interesar leer: Mascarillas y guantes desechables: nuevos focos de contaminación