Bienestar

Historia: Cámara térmica revelo cáncer

Una mujer de 41 años obtuvo más de lo que esperaba cuando las cámaras térmicas de una atracción turística escocesa le advirtieron que podría tener cáncer de mama.

En mayo, Bal Gill visitó el museo de la Cámara Oscura y el Mundo de las Ilusiones en Edimburgo, Escocia. Cuando estaba mirando las imágenes de recuerdo de una cámara térmica en la atracción, notó una mancha de calor sobre su pecho, reportó CNN el miércoles.

Después de hacer algunas búsquedas en Internet sobre lo que podría significar ese parche de calor, Gill se enteró de que podría estar relacionado con el cáncer de mama y llevó las imágenes a su médico. Allí, se le diagnosticó cáncer de mama en etapa temprana.

«Sólo quería darte las gracias: Sin esa cámara, nunca lo habría sabido. Sé que no es la intención de la cámara, pero para mí fue una visita que realmente cambió mi vida», dijo Gill al museo de la Cámara Oscura.

Gill dijo que se había sometido a dos cirugías para evitar que el cáncer se propagara y que se estaba preparando para una tercera. Aunque las cámaras térmicas sí detectaron el cáncer de mama de Gill, no se ha comprobado que sean dispositivos de detección de cáncer de mama, incluso cuando se utilizan en un entorno médico.

Las cámaras térmicas no son un dispositivo confiable para detectar el cáncer de mama De acuerdo con la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos, la termografía – o el uso de cámaras infrarrojas para mostrar áreas de calor y flujo sanguíneo en el cuerpo – no es una manera precisa de diagnosticar el cáncer, porque estos dispositivos tienen una alta probabilidad de dar un falso negativo o un falso positivo.

«Los dispositivos de termografía no son lo suficientemente sensibles o específicos como para ser un método confiable para detectar el cáncer de mama», dijo a CNN Caroline Rubin, la vicepresidenta de radiología clínica del Colegio Real de Radiólogos, agregando que, en el caso de Gill, «el descubrimiento fue fortuito».

En febrero, la FDA advirtió que aunque las clínicas homeopáticas y los balnearios han comercializado estos dispositivos como métodos adecuados para la detección del cáncer de mama, no lo son. La agencia dijo que en algunos casos, estas clínicas habían afirmado erróneamente que sus métodos de termografía podían detectar el cáncer antes que otros dispositivos y habían dado a los pacientes información incorrecta sobre su salud.

Las mamografías son la mejor manera de detectar el cáncer

Las mamografías son radiografías que examinan el tejido mamario para detectar cáncer de mama. Las mujeres generalmente comienzan a hacerse mamografías de rutina a los 40 años y regresan cada uno o dos años, según la Clínica Mayo. A las personas con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama se les puede aconsejar que comiencen a hacerse mamografías más temprano.

Un estudio de noviembre de 2018 encontró que, en comparación con las personas que no se hacían mamografías con regularidad, las que se hacían mamografías con regularidad tenían un riesgo 47% menor de morir de cáncer de mama dentro de los 20 años posteriores al diagnóstico, el período de tiempo en el que la mayoría de las muertes por cáncer de mama ocurren después de un diagnóstico.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.