Medicina natural

Falta de testosterona en los hombres: causas, síntomas y tratamientos

La falta de testosterona en los hombres, también conocida como hipogonadismo o déficit de testosterona (DT), es una condición en la cual el cuerpo no produce suficiente hormona sexual masculina, la testosterona. La testosterona es una hormona fabricada principalmente por los testículos en los hombres. Desempeña un papel importante en la producción de glóbulos rojos, el aumento de la masa y la fuerza muscular, la salud sexual, la producción de esperma y la densidad ósea.

- Publicidad -

Deficit de testosterona y andropausia vs. menopausia

El término «andropausia» se utiliza debido a su similitud con la menopausia, pero los profesionales de la salud ahora utilizan más comúnmente el término «déficit de testosterona» (DT). A diferencia de la menopausia en las mujeres, la disminución de los niveles de testosterona en los hombres es gradual y variable según cada individuo.

Causas de la falta de testosterona

Existen varias causas de la falta de testosterona en los hombres. Algunas causas fisiológicas incluyen el envejecimiento, donde los niveles de testosterona disminuyen gradualmente a partir de los 30 años. También existen causas patológicas, como trastornos hormonales, traumatismos testiculares, enfermedades crónicas como el diabetes, enfermedades hepáticas, tratamientos médicos como la quimioterapia y condiciones genéticas como el síndrome de Klinefelter.

Además, tumores pituitarios, el VIH/sida, un estilo de vida poco saludable caracterizado por el estrés excesivo, la falta de sueño, una mala alimentación y la falta de actividad física, pueden contribuir a niveles bajos de testosterona. También se debe tener en cuenta el uso de ciertos medicamentos, como los esteroides anabólicos.

Síntomas de la falta de testosterona

Los síntomas de la falta de testosterona pueden ser variados y se dividen en dos categorías: síntomas sexuales y síntomas no sexuales. Los síntomas sexuales incluyen disminución de la libido, dificultad para obtener o mantener una erección y pérdida de las erecciones nocturnas. Los síntomas no sexuales más comunes incluyen fatiga, disminución de la masa muscular, aumento de tejido adiposo, irritabilidad, mala memoria, sofocos, disminución de la pilosidad corporal y cambios de humor acompañados a veces de depresión.

Relación entre la testosterona y los huesos

Al igual que el estrógeno es importante para la salud ósea en las mujeres, la testosterona es crucial para la fortaleza ósea en los hombres. La falta de testosterona puede aumentar el riesgo de osteoporosis y fracturas.

Cuándo consultar a un profesional de la salud

Si experimentas alguno de los síntomas mencionados anteriormente, es importante consultar a un médico. El médico general será el primer profesional de la salud al que debes acudir en caso de sospecha de falta de testosterona. El médico te remitirá a especialistas como endocrinólogos, sexólogos o urólogos, quienes podrán determinar un plan de tratamiento adecuado.

Diagnóstico de la falta de testosterona

Para diagnosticar la falta de testosterona, el médico realizará una anamnesis para comprender los antecedentes médicos y familiares del paciente, así como un examen físico y pruebas de laboratorio. Durante el examen físico, el médico evaluará el índice de masa corporal, la pilosidad corporal, el tamaño y la firmeza de los testículos, entre otros aspectos. Asimismo, se realizará una prueba de laboratorio, como un análisis de sangre para medir los niveles de testosterona total. Es importante destacar que los resultados del análisis de sangre deben interpretarse con precaución, ya que los valores normales pueden variar según cada individuo.

Tratamientos disponibles para aumentar los niveles de testosterona

Existen diferentes opciones de tratamiento para aumentar los niveles de testosterona en caso de déficit. Algunas de estas opciones incluyen:

- Publicidad -

Cápsulas orales: se toman durante las comidas y son cubiertas por la Seguridad Social. Sin embargo, no ofrecen concentraciones estables de testosterona y su absorción puede variar según la cantidad de lípidos en las comidas.

Gel transdérmico: se aplica diariamente y ofrece una buena estabilidad de los niveles de testosterona. No está cubierto por la Seguridad Social.

Inyecciones intramusculares: se administran una o dos veces al mes. Una inyección cada 2 a 4 semanas está cubierta por la Seguridad Social.

Es importante destacar que la eficacia y tolerancia del tratamiento se evaluarán generalmente entre 3 y 6 meses después de iniciar la terapia. Además de los análisis de sangre para medir los niveles de testosterona, se realizará una evaluación clínica completa del paciente, ya que algunos síntomas pueden tardar más tiempo en mejorar.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Algunos efectos secundarios potenciales de la terapia de testosterona incluyen irritación de la piel, problemas respiratorios durante el sueño, problemas hepáticos, ginecomastia, poliglobulia, hipertensión y empeoramiento del cáncer de próstata en caso de existir. El suplemento de testosterona está contraindicado en pacientes con cáncer de próstata y enfermedades hepáticas graves.

la falta de testosterona en los hombres puede tener diversas consecuencias para la salud y el bienestar. Si experimentas síntomas relacionados con la falta de testosterona, es importante consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico preciso y explorar las opciones de tratamiento disponibles.

5/5 - (2 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados

De Angeles Maria

Después de estudiar la naturopatía, que es su pasión, continúa su trabajo con éxito; también ha participado en periodismo en el sector de la salud natural y colabora de forma independiente con editores on line sobre una base ad hoc. Ella se especializa en el campo de la pérdida de peso y deportes.